Según informó hoy la agencia local Kyodo, la nueva Ley, que sustituirá a la aprobada en 1997, reconoce además la muerte cerebral como fallecimiento a la hora de donar, algo que el texto original reconocía sólo para los casos en los que había sido declarada la intención de ceder sus órganos.
Tokio, Japón.- El Parlamento japonés aprobó hoy una nueva ley para el trasplante de órganos, que permite a los niños de cualquier edad donar sus órganos, si existe consentimiento familiar y los menores no se han negado previamente por escrito a hacerlo.

Según informó hoy la agencia local Kyodo, la nueva Ley, que sustituirá a la aprobada en 1997, reconoce además la muerte cerebral como fallecimiento a la hora de donar, algo que el texto original reconocía sólo para los casos en los que había sido declarada la intención de ceder sus órganos.

Además, la ley de 1997 impedía que los menores de 15 años fueran donantes, lo cual limitaba más aún el número de trasplantes en Japón, donde en once años se han llevado a cabo sólo 81 trasplantes.

Con esta nueva ley los menores que no se hayan negado a donar sus órganos previamente podrán ser declarados donantes si existe consentimiento de los familiares.

Los estrictos requisitos de la primera ley han obligado a muchos pacientes japoneses durante los últimos años a viajar al extranjero para recibir un trasplante por un alto coste, una práctica conocida como "turismo de trasplante", con la que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pretender terminar en un futuro cercano.

Tras numerosas peticiones de pacientes y grupos médicos reclamando más oportunidades para el trasplante de órganos, la nueva ley fue aprobada el mes pasado por la Cámara Baja y hoy ha recibido el apoyo mayoritario del Senado, aunque no entrará en vigor hasta un año después de su promulgación.