El PIB aumenta un 1,2% entre julio y septiembre - Es el segundo avance consecutivo desde el comienzo de la crisis
El PIB de Japón ha crecido un 1,2% entre julio y septiembre, según ha informado hoy el Gobierno nipón, el segundo avance consecutivo tras la peor depresión desde la segunda Guerra Mundial. A ritmo anual la economía ha crecido un 4,8%, el mayor incremento desde 2007.

La economía japonesa comenzó a levantar cabeza en el segundo trimestre de este año, cuando creció un 2,3%.

El dato del PIB supone un respiro para el país asiático, una de las grandes víctimas de la ralentización económica global y que, con este nuevo avance, ratifica el despegue de su economía y despeja el fantasma de la recesión.

Este aumento ha superado con creces los pronósticos del Gobierno nipón, que situaban el avance entre un 2,2 y un 2,7% interanual. Sin embargo, el ejecutivo ha advertido hoy de que todavía planean varias amenazas sobre el futuro económico de Japón. Entre ellas, la casi endémica deflación, a la que se suma la debilidad de un mercado laboral sacudido por la crisis, según ha explicado el viceprimer ministro, Naoto Kan. El portavoz del Gobierno considera necesario mantener las políticas de estímulo para apuntalar la recuperación. Kan ha citado a reactivación de la demanda interna, que aumentó un 0,8% en relación a los tres meses anteriores, como una de las razones de la recuperación.

Además, la demanda externa aumentó un 0,4%, mientras que el consumo privado, que representa cerca del 60% del PIB japonés, avanzó un 0,7% respecto al trimestre anterior. Las exportaciones aumentaron un 6,4% en el tercer trimestre -el segundo en el año fiscal nipón, que termina en marzo de 2010-, mientras las importaciones lo hicieron un 3,4 por ciento.

La producción industrial, otro de los referentes para evaluar la temperatura económica, creció un 2,1% en septiembre, aunque todavía es un 20% inferior a la de hace un año.