Nueva York, EU.- Jenna Bush lució algo nerviosa cuando Ellen DeGeneres le pidió que llamara por teléfono a sus padres durante la grabación de su programa de tertulia que se transmitió el miércoles.
``Me van a matar'', le dijo a DeGeneres la hija del presidente estadounidense George W. Bush, de 26 años. ``Me meteré en un gran lío''.

``No, ellos estarán encantados'', le aseguró DeGeneres durante la grabación, el martes. ``¿Por qué no querrían decirle 'hola' a todo el mundo y decir 'Feliz Navidad'?''

``Habrían querido alguna advertencia'', le advirtió Bush, quien acudió a ``The Ellen DeGeneres Show'' para promocionar su nuevo libro, ``Ana's Story: A Journey of Hope'' (La historia de Ana: un viaje de esperanza), sobre una joven latinoamericana portadora del VIH.

Sin embargo, todo salió bien cuando consiguió a sus padres al otro lado de la línea.

``Estoy aquí, sentada junto a papi'', le dijo Laura Bush a su hija mientras el público escuchaba.

Y DeGeneres de inmediato intervino: ``¡Oiga! Es Ellen. Quería decirle hola a papi''.

Así que el presidente tomó el teléfono: ``¿Cómo le va a mi pequeña?''

``Ay, ella está de maravilla. Teme que se meterá en problemas porque acabo de decirle 'es fácil, sólo coge el teléfono y llama a tu papá''', dijo DeGeneres. ``Y ahora teme no recibir su regalo de Navidad''.

Bush aseguró que no estaba enfadado.

``Quiero decirle Feliz Navidad a tu público y quiero decirle a mi hijita que la amo'', expresó el mandatario.

``Yo también te amo, papi'', respondió la novel escritora.

En Internet:

``The Ellen DeGeneres Show'': http://ellen.warnerbros.com/