LA JORNADA
México, D.F. .- El líder de Nueva Izquierda, Jesús Ortega propuso a sus oponentes en la contienda perredista del 16 de marzo que quien resulte presidente del partido "lo sea sólo de transición" hasta que se realice el congreso extraordinario, del 13 al 15 de septiembre próximos, cuando se designaría una nueva representación legal y colegiada.
En una carta dirigida a Dina Navarro, Alejandro Encinas, Camilo Valenzuela y Alfonso Ramírez Cuellar, Ortega planteó que el PRD debe hacer un gran frente político-electoral, como ocurrió con la coalición Por el Bien de Todos, y convocar a partidos como PT, Convergencia y Alternativa Socialdemócrata, así como otras organizaciones y ciudadanos afines.

Esta modalidad, agregó, "obligará a una representación legal y colegiada del partido, a que se privilegie la selección de los mejores candidatos en lugar de un reparto discrecional de éstos entre grupos y personalidades, y además garantice que los recursos públicos del PRD se manejen de manera transparente y exclusivamente para propósitos de financiamiento de campaña, de educación política y de divulgación común de nuestras ideas y propuestas".

Y dijo: "Estoy dispuesto a analizar cualquier salida sensata y responsable para esta etapa de transición, pero inicialmente les propongo que el próximo presidente que resulte del actual proceso comicial interno lo sea sólo de transición hasta la realización del congreso extraordinario".

Se mostró dispuesto a reunirse con los otros cuatro candidatos a la brevedad posible para reflexionar sobre su propuesta y la que ellos presenten. Anunció que Jesús Zambrano y Graco Ramírez establecerían contacto con quienes los otros perredistas designen y con las instancias del partido para procesar el planteamiento que presentó.

Se pronunció porque cualquier "irregularidad dolosa, desde la sustracción de boletas hasta el robo de alguna urna, sea severamente sancionada sin importar quien la hubiera cometido. Los conmino con sinceridad a que sancionemos tales irregularidades y no protejamos a nadie, para con ello dar un ejemplo de congruencia".

También pidió dejar atrás "la guerra de descalificaciones y de odio que tanto daño le hace al PRD".

Tras darse a conocer este documento, se buscó a Alejandro Encinas -sin éxito- para conocer su opinión. Por la noche, integrantes de Izquierda Unida sostuvieron un encuentro en la Alianza de Tranviarios, donde reafirmaron su rechazo al acta de cómputo que le otorga el triunfo a Jesús Ortega.

Por su lado, Guadalupe Acosta Naranjo, "presidente interino" del PRD, se reunió ayer con el gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca, para hablar sobre la situación interna del partido.

Al término del encuentro, el dirigente informó que el viernes pasado también se encontró con el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard aunque no quiso dar detalles sobre el encuentro.

Anunció que hoy se realizará una reunión del Comité Ejecutivo Nacional en la cual analizarán la propuesta de formar un comité político nacional hecha por Cuauhtémoc Cárdenas, Pablo Gómez y Leonel Godoy, y también que se discutirá sobre la renuncia que presentó José Borges a su cargo como secretario de Finanzas.