El gobernador electo César Duarte. Foto: Archivo Vanguardia
El Universal
El candidato electo al gobierno del estado confia en que su relación de amistad con el Presidente permita una mayor ventaja para mejorar las condiciones ante la emergencia social
CIUDAD JUAREZ. Tras asegurar que "Juárez volverá a bailar, y ¡vamos a bailar con Juárez!", el candidato electo al gobierno de Chihuahua, César Duarte Jáquez, dijo que en su proyecto de gobierno hará alianza con los empresarios  para recuperar la promoción, el desarrollo y la inversión, además de la seguridad, que le permita generar a Ciudad Juárez miles de empleos.

Tras su arribo a esta frontera, el candidato ganador del PRI, dijo que a partir de octubre iniciará la solicitud formal ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que Juárez tenga un trato preferencial y mayor competitividad; "vamos por la zona libre", dijo a los reporteros en conferencia de prensa.

Confió en que su relación de amistad con el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, permita una mayor ventaja a Chihuahua para fines de mejorar las condiciones ante la emergencia social que enfrenta la entidad.

Duarte dijo que su proyecto de gobierno tendrá una importante alianza con los empresarios para recuperar el empleo y crear mayor infraestructura y el impulso al turismo, a fin de que Juárez deje el estigma de ser una ciudad "violenta", o que sea conocida como la ciudad de uno de los cárteles.

"Juárez es más que el nombre de un cártel...en Juárez se juega la República", expresó.

La candidatura común del priista César Duarte, en alianza con otros partidos políticos: PVEM, PT y Nueva Alianza, le permitió al Partido Revolucionario Institucional ganar con una mayoría abrumadora las candidaturas a diputados en el Congreso local, donde 20 de los 22 distritos electorales, fueron ganador por los candidatos uninominales de ese partido político.

El ex presidente de la Cámara de Diputados y ganador de la elección en Chihuahua, estuvo presente en la coordinadora de campaña y visitó al presidente municipal, José Reyes Ferriz.

En sus primeras declaraciones a los medios de esta ciudad fronteriza, Duarte dijo sentir un "enorme compromiso con Juárez".

-Esta ciudad merece un trato preferencial por parte del gobierno de la República, al que Juárez tanto ha aportado-.

Indicó que en esa lucha por que la frontera tenga un trato preferencial por parte del gobierno federal, Juárez no pedirá nada, sino simplemente que no le quiten; "Que no nos den, pero que no nos quiten", dijo Duarte al señalar que tan solo por conceptos como la educación y el agua, Chihuahua podría tener excedentes por alrededor de 10 mil millones de pesos.

"Chihuahua siempre ha sido generosa con el país", dijo.

El gobernador electo de Chihuahua dijo que por la mañana, antes de salir de la capital a Juárez, recibió la llamada telefónica del Presidente Felipe Calderón, que lo felicitó por el triunfo en la elección celebrada la jornada del domingo: "Nos conocemos. En el 2009 traté hasta 4 asuntos con el Presidente a la semana". Y tener esa relación, le da ventaja al estado de Chihuahua, explicó.