Notimex
La PGJDF informa que los ex servidores públicos Jesús Villalobos y Luis Gabriel Jop fueron encontrados culpables del delito de secuestro agravado, por lo que además deberán pagar casi seis millones de pesos por reparación del daño
El Juzgado 56 en Materia Penal del Reclusorio Oriente sentenció a dosex agentes judiciales a 266 años de cárcel cada uno, por suresponsabilidad en el secuestro de un empresario dueño de casas decambio y su familia.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF)informó que los ex servidores públicos Jesús Villalobos Olea y LuisGabriel Jop Corzo fueron encontrados culpables del delito de secuestroagravado, por lo que además deberán pagar casi seis millones de pesospor reparación del daño.

De acuerdo con la causa penal 60/2009, los hechos ocurrieron el pasado27 de febrero, cuando el empresario circulaba con su esposa, hija ynieto, a bordo de un vehículo Astra sobre la avenida Tláhuac.

Al llegar a la esquina con la avenida La Turba, los ahora sentenciadosle cerraron el paso a la familia y los obligaron a subir a unacamioneta Voyager, para luego trasladarlos a una "casa de seguridad" .

Luego el empresario fue separado de su familia para que juntara el pagode rescate, y lo llevaron a sus establecimientos ubicados enInsurgentes y en Canal de Miramontes.

Al salir del segundo local, personal de seguridad de la casa de cambiose dio cuenta de lo que sucedía y de inmediato dieron aviso a lapolicía capitalina, que detuvo a los ex agentes judiciales justo cuandose retiraban con el empresario.

La víctima ya llevaba en su poder una bolsa que contenía más de cincomillones de pesos, tanto en moneda nacional como extranjera, con lo quese pagaría el rescate.

Finalmente los plagiarios confesaron la ubicación e la casa dondemantenían secuestrada a la familia, y todos los integrantes fueronliberados sanos y salvos.

La PGJDF explicó que el agente Luis Gabriel Jop Corzo fue separado dela Policía Judicial desde el 14 de diciembre del 2007 por faltasinjustificadas.

En tanto, Jesús Villalobos Olea se encontraba suspendido al momento delos hechos también por faltas, y durante el proceso penal derivado deeste secuestro presentó su renuncia.

Cabe señalar que durante su periodo laboral en la PGJDF, Villalobospresentó 96 licencias médica y fue arrestado en dos ocasiones por nopasar revista al armamento y no presentarse en su puesto de trabajo.