Bangkok, Tailandia.- El embajador de Estados Unidos en Tailandia, Eric John, dijo hoy en Bangkok que la Junta Militar de Birmana (Myanmar) no permite, por el momento, que aterrice un avión militar de su país en suelo birmano, aunque transporte asistencia humanitaria.
"Esta mañana pensamos, con nuestros aliados tailandeses, que habíamos llegado a un acuerdo con las autoridades birmanas para que dejasen entrar al (Hércules) C-130. Pero ahora no lo vemos así", dijo el diplomático en una rueda de prensa.

Con anterioridad, el portavoz de la embajada de EU en Bangkok, Michael Turner, había declarado que el régimen birmano había "dado permiso para que un C-130 vaya a Rangún" y que faltaba por concretar los detalles de cuándo y de qué manera.

La Casa Blanca ha ofrecido tres millones de dólares (1,9 millones de euros) como ayuda a los afectados y tiene en la capital tailandesa un C-130 y un equipo de despliegue rápido, además de otro avión en camino.

La secretaria norteamericana de Estado, Condoleezza Rice, afirmó la víspera que la ayuda humanitaria en casos de catástrofes, como la de Birmania, no debe mezclarse con la política.

Por su parte, varias agencias de la ONU que desean enviar medicamentos y otros auxilios a las víctimas y personal a Birmania volvieron hoy a expresar su frustración por la lentitud con que el régimen birmano tramita las solicitudes.

Testigos y representantes de agencias de ayuda humanitaria aseguran que en Rangún y el delta del río Irrawaddy, las zonas más afectadas, el hambre comienza a tornarse en desesperación y han brotado enfrentamientos y peleas por acceder a la ayuda internacional