La Jornada
Sus iniciativas de reforma energética violan la Constitución, advierten
México, D.F. .- Porfirio Muñoz Ledo, coordinador nacional del Frente Amplio Progresista (FAP), informó que un grupo de juristas -entre ellos Jaime Cárdenas Gracia, Jesús González Schmal y Raúl Carrancá y Rivas, además de ciudadanos como Virgilio Caballero- elaboran dos recursos jurídicos en contra de Felipe Calderón Hinojosa por considerar que sus iniciativas de reforma energética son violatorias de la Constitución.

Uno de los recursos, afirmó, se presentará ante la Procuraduría General de la República (PGR) por "traición a la patria", y con el otro, legisladores del Frente Amplio promoverán que al panista se le inicie un proceso de juicio político en la Cámara de Diputados.

"Es un grupo de juristas que va a reunir firmas y han estado trabajando el tema" pero, aclaró, esto "no depende de nosotros, no es una acción del FAP, nos han informado y nosotros hemos tomado nota".

González Schmal, presente en la conferencia de prensa que ofrecieron integrantes del Frente Amplio en la sede nacional de Convergencia, apuntó que el juicio político sí está encaminado a "responsabilizar al presidente de la República por ataques a las instituciones constitucionales, democráticas y también despacho de los asuntos públicos".

Y la denuncia formal ante la PGR, "para incoar un procedimiento de investigación, indagatorio, por el delito de traición a la patria, porque se está comprometiendo la soberanía nacional al estar violando el artículo 27 de la Constitución, o promoviendo su violación, para alterar el patrimonio original de la nación y enajenarlo a favor de terceros extraños".

De modo que, dijo Muñoz Ledo, "está en las dos vías: ante el Ministerio Público Federal sería el presunto delito por traición a la patria, y el de juicio político por ataque a las instituciones constitucionales, a partir de este ánimo de violentar el régimen constitucional".

Advirtió que en ambos casos se está concluyendo la elaboración. Sobre el que se presentará en la Cámara de Diputados, el legislador del Partido del Trabajo (PT) Silvano Aureoles afirmó que se entregará a la Comisión de Examen Previo, que está integrada por cuatro legisladores del FAP, igual número del Partido Revolucionario Institucional y seis panistas.

Muñoz Ledo aclaró que no se trata de "derrocar", como erróneamente se ha dicho, porque esa palabra -apuntó- significa, según el diccionario, despeñar a alguien, y en las institucionales "terminar por las vías de hecho con un mandato". Aquí, precisó, "se trata de sustituir constitucionalmente. Está en la Constitución. ¿A quién se le ocurre que un mandato no es interrumpible? Todo mandato es revocable, si no, no es mandato".

Lo que está en el debate, añadió, "ya no es ni siquiera la legalidad de Calderón. Es absolutamente evidente que su gobierno es incompetente para hacer frente a los problemas nacionales. ¿Por qué cuando le aplican juicio político a Andrés Manuel López Obrador (por el caso El Encino, cuando era jefe de Gobierno del Distrito Federal) todo el otro lado aplaude y ahora que la queremos aplicar a Calderón todo mundo se dedica a la injuria?", se preguntó. Recordó que cinco constituciones de los estados de la Federación prevén la revocación de mandato.

El coordinador nacional del Frente Amplio Progresista dijo que la agenda del bloque integrado por PRD, PT y Convergencia contempla: la renuncia de quienes no puedan cumplir con su responsabilidad en el gobierno, como planteó el empresario Alejandro Martí. "Todos los partidos del frente están por democracia directa, incluyendo la revocación de mandato".

A Porfirio Muñoz Ledo se le preguntó si el Frente Amplio Progresista se encuentra en riesgo, tras las diferencias que tiene con la dirigencia nacional sustituta del Partido de la Revolución Democrática por la decisión de apoyar a Luis Walton Aburto, de Convergencia, como el candidato del frente a la alcaldía de Acapulco, en lugar de brindárselo a la perredista Gloria Sierra, y lo rechazó.

Dio a conocer que tras estos hechos, en el FAP se acordó apoyar las alianzas que formen dos de los tres partidos que lo integran. "Hemos tomado una decisión firme" en este sentido. "En Guerrero apoyamos la que conformaron el PT y Convergencia; en Hidalgo, la del PT y PRD, y Convergencia no se enoja", mencionó.