Arturo Estrada / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Aunque aceptó haber escuchado críticas por haber aprobado el aumento a la gasolina, el diputado federal del PRI, Javier Guerrero García, dijo estar dispuesto a asumir el costo político, pues aseguró haber actuado con congruencia.
"Me comprometí en mi campaña a impulsar los acuerdos en el Congreso de la Unión, para que se dieran las reformas fiscal, energética y judicial. Creo que estoy manteniendo en congruencia mi línea de compromiso con los coahuilenses", expuso.

Recordó que el aumento a la gasolina es un impuesto federal 100 por ciento participable, que en la primera estimación representará más de 270 millones de pesos, que irán consolidándose progresivamente y que pudiera alcanzar hasta los mil 800 millones de pesos en los próximos cuatro años.

"La reforma implica un esfuerzo importante por incrementar la recaudación federal, disminuir la dependencia del recurso petrolero y avanzar en materia de potestades de gasto. Creo que se llegó a una reforma fiscal posible", apuntó.