Washington, EU.- La firma de inversiones del multimillonario Kirk Kerkorian, Tracinda, anunció que empezó formalmente la compra de 20 millones de acciones de Ford a un precio unitario de 8.5 dólares.
Tracinda colocó una publicidad hoy en el diario The Wall Street Journal en donde anuncia el inicio de la adquisición.

Al mismo tiempo, comunicó a la Comisión de Valores de EE.UU. la oferta para la compra de los títulos.

A finales de abril, Tracinda expresó su voluntad de adquirir las acciones para aumentar su participación en Ford hasta el 5,6 por ciento, un 1 por ciento más de lo que controla actualmente.

En abril, Kerkorian compró 100 millones de títulos de Ford.

Tracinda remarcó hoy que no tiene intención, "en la actualidad", de hacerse con el control del fabricante de automóviles.

Tracinda también expresó su total apoyo a la gestión del consejero delegado de Ford, Alan Mulally, al afirmar que confía en que el antiguo ejecutivo de Boeing seguirá produciendo "significantes mejoras en los resultados" del fabricante de automóviles.

El anuncio original de la intención de invertir 170 millones de dólares para la compra de 20 millones de acciones se produjo pocos días después de que Ford anunciase que ganó 100 millones de dólares durante el primer trimestre del 2008.

En 2006 y 2007 Ford perdió más de 15.000 millones de dólares, lo que obligó al presidente de la compañía, Bill Ford, a incorporar a Mulally para capitanear la profunda reestructuración de la compañía en Norteamérica.

Mulally, que protagonizó la reestructuración de Boeing en la década de los 90, ha reducido de forma significativa los costes de Ford en Norteamérica, ha vendido las marcas británicas Aston Martin, Jaguar y Land Rover, y ha impuesto un programa de unificación global de las operaciones del fabricante en todo el mundo.

Esta semana Ford mostró su satisfacción con la decisión de Kerkorian de invertir en la empresa y dijo que es una señal de que el plan de reestructuración está funcionando.

A mediados de los años 90 Kerkorian intentó sin éxito controlar el Grupo Chrysler y más recientemente, en el 2006, General Motors.