El actor estadounidense se mostró muy contento de participar en iniciativas como la que promueve el Congreso Mundial de Celulares con la colaboración del Festival de cine independiente de Sundance.
Barcelona, España.- El actor Kevin Spacey atrajo hoy con sus bromas y comentarios la atención de los participantes y periodistas que cubren el cuarto Congreso Mundial de Celulares, el más importante del mundo en su especialidad, que se celebra en la ciudad española de Barcelona.

Kevin Spacey presentó hoy, en la jornada de clausura del congreso, la entrega de los premios Mofilm a los mejores cortos de entretenimiento grabados con un teléfono celular.

El actor estadounidense se mostró muy contento de participar en iniciativas como la que promueve el Congreso Mundial de Celulares con la colaboración del Festival de cine independiente de Sundance.

Una iniciativa que consideró verdadera "plataforma para los nuevos talentos", dijo y luego vaticinó un esperanzador futuro para la industria de filmación a través de un celular como un nuevo modelo de negocio.

Spacey hizo una firme defensa de la "necesidad" y "responsabilidad" de apostar por los jóvenes talentos, dándoles la ayuda que el recibió en sus comienzos, y recordó su anécdota personal, cuando, con trece años, conoció al actor Jack Lemon en unos cursos de interpretación para niños.

Vestido con traje negro y corbata roja, Spacey arrancó en varias ocasiones los aplausos del público.

El actor de Hollywood, ganador de dos Premios Oscar, declaró ser "poco hábil" con las nuevas tecnologías, aunque se preguntó irónico si debía hacer esta afirmación en el congreso más importante de telefonía celular del mundo.

Convencido de que su mejor película está por llegar, Spacey se mostró satsifecho con su trabajo como director y actor, desde hace cinco años, del teatro Old Vic de Londres, donde, según dijo, ha descubierto que su "medio perfecto".