Tras más de una década de carrera profesional, los mexicanos Kinky regresan a la Gran Manzana para enfrentarse de nuevo, según dijo a Efe el teclista de la banda, Ulises Lozano, "al reto de actuar en un lugar tan imponente como Nueva York, donde se pueden ver a todas las bandas del mundo y el público es muy exigente".
Nueva York, EU.- La banda mexicana Kinky regresa hoy a Nueva York para presentar a sus seguidores de la costa este las creaciones de su nuevo disco, "Barracuda", con el que se afianza como una apuesta segura de la música latina alternativa.

Tras más de una década de carrera profesional, los mexicanos Kinky regresan a la Gran Manzana para enfrentarse de nuevo, según dijo a Efe el teclista de la banda, Ulises Lozano, "al reto de actuar en un lugar tan imponente como Nueva York, donde se pueden ver a todas las bandas del mundo y el público es muy exigente".

"Presentarse en esta magnífica ciudad devuelve el nervio y el gusanillo a los conciertos", ahondó Lozano, quien se mostró "entusiasmado" con volver a actuar en el Irving Plaza, el lugar en el que en 2000 ofrecieron su primer concierto en la ciudad de los rascacielos.

Kinky -integrado además de por Lozano, por Gilberto Cerezo (vocalista), Carlos Chairez (guitarra), Omar Góngora (batería) y César Pliego (bajo)- se ha convertido en una de las bandas latinoamericanas de mayor éxito en suelo estadounidense, gracias a unos sonidos rockeros inundados con contagiosas melodías de baile.

A la venta desde febrero, "Barracuda", el cuarto álbum de su discografía, mantiene, según Lozano, "la vibra fiestera de Kinky", pero difiere de los anteriores al contar por primera vez con la producción de "personas externas", como Money Mark, colaborador habitual de los Beastie Boys, o el productor mexicano Chico Sonido.

"Empezamos con la idea de hacer dos o tres canciones con Money Mark y acabamos creando casi diez. En el disco han entrado unas cinco. Creo que, gracias a su participación, se trabajaron mucho más las letras de los temas", explicó el teclista.

Para Lozano, "Barracuda" es un disco "mucho más cantable" que los anteriores, por lo que la banda ha apostado por incluir un gran número de temas de ese trabajo en los conciertos que ofrece en su gira por EEUU.

Kinky se afianza con cada disco como uno de los grupos latinoamericanos mejor valorados por la audiencia estadounidense, "tanto la hispana como la anglosajona, que se siente muy atraída hacia los temas en español", según el teclista.

Una muestra de ese apego por Kinky es que series tan conocidas y tan de moda entre el público juvenil como "Gossip Girl" o la nueva versión de "Beverly Hills 90210" han incluido en algunos de sus capítulos canciones del grupo mexicano.

"Es un fenómeno muy particular que nos ha llamado la atención desde un principio. Desde el primer material que sacamos al mercado, se nos acercaron de la televisión y el cine", dijo Lozano.

Kinky también apareció en uno de los episodios de la conocida serie policiaca "CSI: Miami", de la cadena estadounidense CBS, en la que interpretó uno de sus anteriores temas, "Más", que también se incluyó en "Kingpin", una serie sobre la mafia mexicana producida por la cadena NBC, y en un anuncio de una conocida marca de automóviles.

Además, Kinky es el primer grupo de rock mexicano que ha aparecido hasta el momento en el programa nocturno del canal ABC "Jimmy Kimmel Live", en el que el pasado 20 de febrero interpretaron temas como "Those girls" o "Hasta quemarnos".

"Esperamos que, gracias a nuestras apariciones en televisión, en Estados Unidos se den cuenta de que somos tan sólo una pequeña muestra de la música alternativa y de calidad que se crea en muchos lugares de Latinoamérica", señaló Lozano.

Tras su concierto en Nueva York, Kinky actuará mañana en las ciudades de Washington y el sábado en Chicago, desde donde se trasladarán a México para presentarse, entre otras, en Ciudad de México y en su natal Monterrey el 19 y 27 marzo, respectivamente.