Tokio, Japón.- El búlgaro Kaloyan Mahlyanov, conocido como Kotooshu, se convirtió hoy en el primer europeo que gana la Copa del Emperador de Sumo y batió su récord personal al lograr trece victorias y una sola derrota en el torneo que finaliza mañana.
Se trata del primer título de la carrera de Kotooshu, que venció hoy al mongol Ama, y que se aseguró el título como campeón un día antes de que finalice el campeonato de verano, que se celebra en Tokio.

Con sus trece victorias bajo el brazo, Kotooshu se proclamará campeón del torneo independientemente de los resultados que obtengan tanto él como sus oponentes durante la última jornada de este torneo de quince días, que finaliza mañana.

"No tengo palabras para expresarme. Estoy tan contento. Al final lo conseguí", dijo Kotooshu en declaraciones a la prensa después de su victoria, según la agencia local de noticias Kyodo.

El "ozeki" búlgaro, que había perdido el día anterior contra Aminishiki, no cometió errores en su combate de hoy contra Ama, que contaba con nueve victorias y cinco derrotas en su historial.

"Tuve que olvidarme del resultado de ayer y centrarme únicamente en el combate de hoy. Estaba realmente motivado", dijo el búlgaro.

Al principio del campeonato el objetivo de Kotooshu era el conseguir el mayor número posible de victorias para mantener su estatus como "ozeki".

Sin embargo, el búlgaro llegó a acumular 12 victorias consecutivas y ninguna derrota, una hazaña que no repetía desde el campeonato de otoño de 2005.

Tras la victoria de Kotooshu, su padre Stefanov, se levantó desde la grada y ondeó una bandera búlgara en el estadio Ryogoku Kokugikan de Tokio.

Kotooshu se convirtió hoy en el séptimo extranjero que gana un título de sumo, siguiendo los pasos de los "yokozuna" (campeones) hawaianos Akebono y Musashimaru, y los mongoles Asashoryu y Hakuho.