Sally Aguayo
Después de 48 horas de desaparecido fue encontrado muerto un sexagenario en el monte del ejido Santa Teresa de los Muchachos, a cinco kilómetros de la carretera Estatal 105.
El cuerpo de la víctima no presentaba rasgos de violencia por lo que hizo suponer a las autoridades de la PGJE que un posible infarto fue lo que acabó con la vida del hombre.

La víctima José Candelario Pérez Esquivel de 66 años salió de su casa en la colonia Bellavista la mañana del miércoles con destino al Ejido Santa Teresa de los Muchachos.

Silvestre Cárdenas, su inseparable amigo lo acompañó.

"Cuando nos bajamos del camión quedamos en vernos a las cuatro de la tarde en la parada, como siempre, así que nos desbalagamos y cada uno se fue por su lado"; comentó con los ojos llorosos don Silvestre.

Estaba perdido
La noche del mismo miércoles, al parecerles extraña la ausencia de su padre, José Candelario Pérez Morales, salió con destino a la colonia Nueva Jerusalén alrededor de las diez de la noche en su búsqueda.

Se dirigió a la casa de Silvestre quien le informó que don Cande jamás se había regresado con él, así que Pérez Morales se dirigió junto con algunos familiares a al ejido Santa Teresa.

Parte de la noche comenzó la búsqueda, sin embargo la penumbra provocó que fuera difícil encontrarlo, así que luego de unas horas optaron por suspender y continuar al siguiente día.Y así fue, apenas despuntaba el alba cuando su mejor amigo lo encontró tirado, ya sin vida.

Se dirigió a dar parte a los familiares, quienes dudaban que hubiera muerto de causas naturales, sin embargo, luego de la revisión del médico legista de la PGJE, se manifestó que no presentaba huellas agresión física.