El Universal
En los últimos años, el lábaro patrio ha sido objeto de múltiples agresiones
En los últimos años, la bandera mexicana ha sido objeto de múltiples agresiones.

El caso más reciente ocurrió en una escuela secundaria en Minico, Estados Unidos, cuando un maestro de educación física le quitó el estandarte nacional a un estudiante hispano de 16 años y lo colocó en la basura.

La decisión, según cuenta el profesor, fue tomada cuando varios jóvenes ondeaban el lábaro patrio en los vestidores como parte de la celebración del 5 de mayo, Día de la Batalla de Puebla.

Sin embargo, Froilán Camelo, dijo que se estaba poniendo la ropa de gimnasia cuando el instructor Clint Straatman le pidió que le diera la bandera.

"Le pregunté '¿Cuál es el problema?"', agregó el estudiante. "Me dijo: 'El problema es que estamos en Estados Unidos y no en México' y me la arrebató. La tiró en el cesto de la basura".

Straatman por su parte, niega las acusaciones del menor argumentando que la puso en el cesto porque no tenía otro lugar donde colocarla.


En la casa del "buen" hermano

Otro de los casos sonados fue la agresión que recibió el símbolo patrio en la casa Big Brother en Australia.

En esta ocasión los participantes celebraron una noche mexicana, pero en lugar de ser un homenaje, se convirtió en una parodia e insultos contra las costumbres y la bandera mexicana.

En esa ocasión los involucrados concursaron en un juego llamado los frijoles saltarines fue el más polémico, en éste los dos equipos compitieron entre si y se dividieron en parejas, un grupo de charros arrojaban globos de agua de color rojo contra una bandera mexicana, mientras que los otros dos se tenían que defenderla evitando que los globos le pegaran. El equipo que tuviera la bandera menos mojada era el ganador.

Los constantes ataques provocaron que la comunidad mexicana radicada en aquel país enviara una carta al consulado de México para exigir disculpas a los productores y ejecutivos del reality show y reparar la imagen del país.


Queman bandera en Arizona

Luego de varios días de protestas por los derechos de los migrantes en Estados Unidos, varios estudiantes de la localidad de Apache Junction quemaron una bandera mexicana.

El hecho ocurrió cuando uno de los alumnos llevó el lábaro patrio en respuesta a lo que, dijo, había sido un comentario racista dirigido contra él el día anterior.

Luego que el estudiante y varios de sus compañeros izaron la bandera en la escuela secundaria, otro grupo de alumnos la bajó y la quemó.


La quema de la bandera y posteriores intercambios de empujones entre ambos grupos de estudiantes se registraron antes de que la mayoría de los alumnos arribaran al instituto.


Los seis estudiantes, tres hispanos y tres estadounidenses, serán castigados, dijo el director del colegio, Chad Wilson. No se especificó inicialmente el tipo de castigo contra los estudiantes involucrados en el incidente.