Washington, EU.- La CIA nombró el viernes como jefe de su servicio de espionaje a una ex alta autoridad que renunció hace tres años en medio de una rebelión contra el entonces director de la agencia de inteligencia estadounidense.
El director de la CIA Michael Hayden anunció la designación de Michael Sulick como jefe del Servicio Nacional Clandestino, calificándolo de "un líder probado quien entiende nuestra agencia y la comunidad de inteligencia".

Sulick era vicedirector asociado de operaciones cuando renunció en agosto de 2004, luego de un enfrentamiento con el entonces jefe de personal del ex director Porter Goss por el trato hacia otro empleado de la agencia.

Sulick renunció junto a Stephen Kappes, una leyenda dentro de la CIA a quien el actual director de la agencia recontrató, tras reemplazar a Goss en mayo de 2006.

El director de la CIA no hizo referencia a toda esta historia interna cuando anunció la vuelta de Sulick.

"Veterano de 25 años de la CIA, Mike es una figura familiar para muchos de nosotros", dijo Hayden en una declaración dirigida a sus empleados.

"Ha estado más de una década en misiones en el exterior para la agencia, incluyendo altas posiciones de mando. Mike también ha sobresalido en misiones cruciales aquí en nuestra oficina central", agrega la declaración.

Sulick sirvió a la CIA por una década, logrando el puesto de jefe de división y jefe de contrainteligencia antes de su último puesto de vicedirector asociado de Operaciones, el brazo de espionaje de la CIA.

"Como una autoridad experimentada, Mike ganó una reputación de un trabajo superior y un juicio sólido", dijo Hayen.