Washington, EU.- La CIA está investigando el trabajo de su propia inspector general interno, cuyas agresivas indagaciones sobre denuncias de torturas han sacudido al personal de la agencia de espionaje, informó este viernes el diario The New York Times.
Michael Hayden, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), ordenó que se investigara el trabajo del organismo de control interno, afirma The New York Times, que cita a ex y a actuales funcionarios.

El fin de la iniciativa es verificar si el inspector general de la CIA, John Helgerson, se embarcó o no en una cruzada contra agentes de la agencia que trabajan en su programa de detenciones y que ha sido acusado de recurrir a la tortura en los interrogatorios de supuestos terroristas.

"La investigación está particularmente enfocada en las denuncias de que Helgerson no actuó como un juez justo e imparcial de las operaciones de la agencia, sino que inició una cruzada contra aquellos que participaron en los controvertidos programas de detención", sostiene el diario.

El New York Times afirma que el despacho de Helgerson ya había advertido en un informe de principios de 2004 que algunos procedimientos de interrogación aprobados por la CIA violaban la Convención Internacional contra la Tortura.

El Times comenta que el inspector general interno tiene normalmente la facultad de investigar incluso al director de la CIA, y que es inusual que este último investigue a la propia oficina de control interno.

Un portavoz de la CIA declaró al diario que en general Hayden apoyó al inspector general.

"Su única meta (con esta investigación) es ayudar a ese organismo (de control interno), como a los demás de la agencia, a mejorar su decisivo trabajo", dijo el portavoz Paul Gimigliano.

El inspector general de la CIA también había abordado precedentemente los errores de la agencia antes de los ataques del 11 de setiembre de 2001 en un informe cuyas conclusiones enojaron a muchos en el seno de la agencia.