Foto: Archivo
El Premio Nobel de Química en 1986, Dudley R.Herschbach, ha manifestado hoy que la investigación científica es "una aventura muy similar al arte", ya que el científico, cuando "llega a una frontera y no sabe como seguir adelante", también debe "buscar nuevas perspectivas y enfoques".

Dudley R.Herschbach ha impartido esta tarde en el Museo Guggenheim de Bilbao la conferencia "La ciencia como aventura", organizada por la Fundación Vasca para la Ciencia, Ikerbasque, y la Academia de las Ciencias, de las Artes y de las Letras de Eusko Ikaskuntza.
El Premio Nobel de Química en 1986, Dudley R.Herschbach, ha manifestado hoy que la investigación científica es "una aventura muy similar al arte", ya que el científico, cuando "llega a una frontera y no sabe como seguir adelante", también debe "buscar nuevas perspectivas y enfoques".

Dudley R.Herschbach ha impartido esta tarde en el Museo Guggenheim de Bilbao la conferencia "La ciencia como aventura", organizada por la Fundación Vasca para la Ciencia, Ikerbasque, y la Academia de las Ciencias, de las Artes y de las Letras de Eusko Ikaskuntza.

El científico norteamericano, que fue uno de los primeros investigadores en adoptar la técnica de los haces moleculares con fines de investigación química, se ha referido a la "paciencia" como una de las cualidades más importantes que debe tener un científico.

Asimismo, ha asegurado que la ciencia debe ser "social y cooperativa" y, en este sentido, ha dicho que los investigadores que se dedican a una misma disciplina, a pesar de que pueda existir entre ellos "cierta competencia superficial", deben "compartir sus conocimientos" y aportar "las distintas piezas del puzzle que es la ciencia".

Para Dudley R.Herschbac, es beneficioso que en una investigación "se complementen distintos caracteres y talentos", no obstante ha advertido a los estudiantes de ciencias de que "no es necesario ser bueno en todo", sino "ser muy bueno en algo concreto".

Respecto a la enseñanza de las ciencias, ha remarcado que durante sus primeros años de vida todos los niños "son científicos", pero "a algunos los desalientan" en su etapa escolar al no inculcarles la ciencia como "aventura, misterio, exploración, incertidumbre y riesgo".

Así, ha señalado que a los estudiantes les plantean problemas y después deben encontrar la respuesta correcta, lo que, según ha indicado, "es lo opuesto a la ciencia", ya que en una investigación "nadie sabe la respuesta y debes utilizar tu libertad para jugar y conseguir algo".

El Premio Nobel ha opinado que los jóvenes "deben divertirse estudiando ciencia", ya que esta es la forma de "evolucionar y seguir adelante".

Además, ha aconsejado a los nuevos científicos partir de los descubrimientos realizados por sus antecesores, pero con el objetivo de "pensar de otra manera, y así poder reconocer nuevas cosas".

Ha afirmado que la investigación "no solamente es una aventura científica", sino también "intelectual y artística", y que "responde a la gran urgencia que tiene el ser humano por descubrir, compartir los conocimientos con otras culturas y lograr entender mejor la naturaleza"

Dudley R.Herschbach, que en la actualidad es profesor de Física en la universidad norteamericana de Texas, fue galardonado con el Premio Nobel de Química, junto con su colaborador Yuan T. Lee y el químico canadiense John C. Polanyi.