LA JORNADA
México, D.F. .- El Secretariado Internacional Cristiano de Solidaridad con los Pueblos de América Latina (Sicsal) consideró que los asesinatos de hace 10 años en Acteal, Chiapas, fueron un crimen de Estado, de lesa humanidad; "así ha sido juzgado y así se está enjuiciando en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por lo que la sociedad mexicana aún espera de sus gobiernos que se haga justicia a los familiares de las muertos y a los que quedaron heridos, ya que a una década de los hechos, los integrantes de Las Abejas siguen viviendo en condiciones de opresión y represión".
El organismo civil, que preside el obispo emérito Samuel Ruiz, apuntó que después de una década de las ejecuciones de Acteal, "persisten las secuelas en México y a escala internacional", y anunció que seguirán apoyando las demandas de justicia y respeto al estado de derecho, para que se sepa quiénes fueron los autores intelectuales y encarcele y lleve ante la justicia a todos los autores materiales".

El presidente del Sicsal en México, Martín Hernández, urgió a las comisiones de Justicia del Congreso de la Unión a defender los derechos humanos de las víctimas de Acteal y a que retome el tema, ya que "nunca ha estado cerrado, aunque haya sectores que pretendan ignorarlo o minimizarlo".

El llamado -dijo- es que el Estado mexicano "tome en serio" los asesinatos ocurridos en Acteal y que sepa que hay una demanda emplazada en su contra, "independientemente de quién esté en la silla presidencial o en las cámaras, o cuáles son los partidos que gobiernan Chiapas o a escala federal. Hay una demanda contra el Estado, por ende, el gobierno en turno tiene que responder", consideró.

Respecto a la polémica por el artículo de Héctor Aguilar Camín sobre el tema, publicado en la revista Nexos, precisó que contrario a la posición de éste, "todos los presos por las ejecuciones de Acteal son culpables; se les comprobó su participación y aún faltan por ser detenidos los autores materiales e intelectuales".

Aclaró que no hay por qué esperar a que se publiquen las otras partes del texto anunciadas por Aguilar Camín, "porque ya viendo la primera sabemos cómo va a terminar la tercera.

"Le falta mucha información sobre cómo va la demanda que se interpuso en la CIDH, acusando al Estado mexicano de las muertes y de los heridos que hubo en Acteal hace 10 años, porque está comprobado que miembros del Ejército Mexicano y de la Policía Judicial que estaban en aquel entonces en Chiapas entregaron armas y entrenaron al grupo paramilitar Paz y Justicia, del cual formaban parte los asesinos de las personas que estaban orando en la capilla de Acteal al momento de la masacre.

"Defender lo indefendible pone a Aguilar Camín y a todos los que dicen que Acteal fue un conflicto entre familias, un pleito interreligioso o por un banco de arena en una posición de querer regresar a las invenciones que realmente se ha comprobado que no tienen razón. Lo de Acteal fue un crimen de Estado, de lesa humanidad", insistió.

Informó que la víspera del aniversario, en diciembre, habrá la campaña "10 y 15", de lucha contra la impunidad, además de foros en Chiapas sobre el tema y la visita en noviembre al Distrito Federal de dos integrantes de Las Abejas para llamar a la justicia.