Londres, Inglaterra.- La princesa Diana no mostraba ninguna "señal física" de embarazo cuando perdió la vida en París, el 31 de agosto de 1997, indicó hoy el patólogo que examinó el cuerpo sin vida de lady Di.
En su comparecencia ante el jurado de la investigación judicial del fallecimiento de la princesa, Robert Chapman, que llevó a cabo la autopsia la noche en que murió la ex esposa de Carlos de Inglaterra, dijo que el útero y los ovarios de Diana no mostraban signos de embarazo.

No obstante, también apuntó que esas señales no serían visibles "necesariamente" en las primeras tres semanas después de la concepción.

El Mercedes en el que viajaba lady Di y su último novio, Dodi Al Fayed, se empotró contra un pilar de un túnel parisino hace algo más de diez años, ocasionando la muerte de Diana, de su amante y del chófer francés Henry Paul.

El padre de Dodi, Mohamed Al Fayed, sostiene que la pareja murió a causa de una conspiración en la que podrían estar involucrados los servicios de espionaje británicos M16 por encontrarse Diana, según el propietario de los grandes almacenes Harrod's, embarazada de Dodi.

Además, Al Fayed cree que el cuerpo de Diana fue embalsamado en París "de forma deliberada" para oscurecer posibles señales de gestación.

En la vista de hoy, Chapman, que examinó los cuerpos de Diana y Dodi en Londres la tarde del 31 de agosto de 1997, señaló que la princesa tampoco mostraba señales de haber consumido alcohol horas antes del choque fatal, algo que sí se apreció en el cuerpo sin vida de su novio.

Confirmó que los productos químicos que se habían empleado en el proceso de embalsamamiento podrían haber provocado cambios en el cuerpo de lady Di tales como "coágulos de sangre".

Sin embargo, indicó que los fluidos de embalsamamiento no habrían afectado las "señales físicas" de un posible embarazo a la hora de inspeccionar el útero o los ovarios.