Los Angeles.- Kobe Bryant despertó en la segunda mitad y con 25 de sus 27 puntos de partido en ese tramo ayudó a Los Angeles Lakers a darle vuelta a un marcador adverso, para derrotar 89-85 a San Antonio Spurs en el primer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA.
Los Lakers toman ventaja de 1-0 en la serie al mejor de siete contra los campeones defensores, con el segundo partido previsto para mañana en el Staples Center de Los Angeles.

Con Kobe y el español Pau Gasol, que terminó con 19 tantos, marcando el paso ofensivo, los angelinos descontaron la ventaja de 20 puntos que llevaban los Spurs hasta la medianía del tercer cuarto.

Al parecer el poco descanso que tuvieron los Spurs tras finalizar el domingo su serie contra New Orleans Hornets, influyó en le bajo rendimiento del equipo de Popovich en el tramo final.

Debido a roturas en su avión, y a que no encontraron hospedaje en Nueva Orleáns, los jugadores de San Antonio tuvieron que dormir la noche del domingo en el mismo aeroplano, y arribaron a Los Angeles en la mañana del lunes.

No obstante, los Spurs comenzaron con energía y desde el primer cuarto, que se llevaron 27-24, tomaron control del partido.

Con Duncan afilado, el base francés Tony Parker preciso en sus pases y penetraciones, y el argentino Manu Ginóbili discreto pero efectivo, San Antonio se llevó la primera mitad 51-43.

La marca doble sobre Bryant había limitado al MVP de la temporada a sólo dos puntos en ese segmento.

Una serie de imprecisiones de los Spurs, combinado con 9 puntos seguidos de Kobe, acercaron a los Lakers 65-57 en la medianía del tercer cuarto.

Tripleta del reserva Sasha Vujacic, y tres buenas canastas de Gasol bajo las tablas permitieron a los `laguneros' cerrar el pasaje con diferencia de 72-65.

Kobe mantuvo la mano caliente en el último tramo, donde marcó 14 puntos, y cuando restaban algo más de tres minutos los Lakers empataron 81-81.

Dos tiros libres de Bryant permitieron a los angelinos tomar ventaja por primera vez desde el cuarto inicial, y eso unido a tres pérdidas de balones seguidas de San Antonio, le dieron margen ganador a los Lakers 85-81.

Cerrando la noche con un mensaje que los de Texas recordarán: "No soltar a Pau". (AFP)