La Liga española despedirá mañana al técnico holandés Frank Rijkaard después de cinco años al frente del Barcelona, en un intrascendente partido en Murcia con el que el club azulgrana cierra otra decepcionante temporada.
El Barcelona cerró su segunda campaña consecutiva sin títulos y el Murcia ya es equipo de Segunda División. Es, pues, un partido de despedidas.

Rijkaard renunció hoy a hablar ante los medios, aunque lo hizo con su cortesía habitual. "Se me está haciendo muy largo", dijo, en relación a la emoción que vive en estos días, sabiendo que la directiva no cuenta con él para la próxima temporada.

En cambio, sí posó con una camiseta que le regalaron los medios de comunicación, en la que se leía: "You'll never smoke alone" ("Nunca fumarás solo"). El técnico la tomó entre sus manos y dijo con simpatía: "La lástima es que hace días que he dejado de fumar".

El Barcelona comparecerá al encuentro con una ausencia tan destacada como la de Deco, que el jueves anunció que está buscando equipo para la próxima temporada. Los médicos aseguraron que tiene molestias musculares, por lo que los hinchas del Barcelona ya no lo verán más con la camiseta azulgrana.

Tampoco estará el mexicano Rafa Márquez, otro jugador que figura en muchas listas de traspasos que ahora publica la prensa. El central sufre una peritendinitis en el tendón de Aquiles del pie izquierdo.

En cambio, sí acudirá a la cita el camerunés Samuel Eto'o, justo cuando más se habla de su salida del Barcelona para la próxima temporada. Podría ser el último encuentro del delantero con el equipo catalán.

La lista de jugadores convocados refleja una realidad incuestionable en el Barcelona, como es el olor a final de una etapa.

Entre los 17 convocados, casi la mitad podrían llevar los colores azulgranas por última vez. Son los casos de Pinto, Santi Ezkerro, Oleguer, Liliam Thuram o Gianluca Zambrotta, además del propio Eto'o.

Eusebio Sacristán, segundo entrenador del Barcelona, probablemente también abandonará el cargo. Fue el encargado de dar la rueda de prensa antes del partido y elogió a Rijkaard: "Frank ha sido fiel a sí mismo desde el principio hasta el final, porque ha querido seguir una línea".

Por su parte, el Murcia también vivirá una jornada amarga: llora su descenso a Segunda División un año después de celebrar el ascenso. Javier Clemente, su último técnico, no pudo resucitar a un equipo que viajó casi toda la temporada en el vagón trasero de la Liga española.