El Universal
Llama el Presidente a los medios de comunicación a no formar parte de la estrategia de miedo que buscan difundir los delincuentes.
Ciudad de México.- El presidente Felipe Calderón sostuvo que la lucha contra el crimen organizado del gobierno no claudicará ni tampoco agachará la cabeza porque esta lucha "es en serio".

En una conferencia de prensa con la canciller alemana Angela Merkel el presidente Calderón precisó la convocatoria que le hizo a los medios de comunicación de la semana pasada donde les pidió no formar parte de la estrategia de miedo que buscan difundir los delincuentes.

En esta ocasión Calderón dijo que más allá de las interpretaciones que se le dieron a sus palabras la intención es no consecuentar el objetivo que buscan los delincuentes de manera involuntaria.

Calderón Hinojosa dijo:

"Esta es una lucha en serio, es una guerra e implica efectivamente asumir las consecuencias de la misma. La pregunta es si debemos perseverar y seguir adelante o simplemente guardarnos en nuestras oficinas o agachar la cabeza, de ninguna manera el gobierno mexicano claudicará en esta lucha y al contrario, reitero mi convocatoria, para que todos los sectores de la sociedad, absolutamente todos, todos los de opinión pública, todos los gobiernos locales y municipales, todos los mexicanos en el ámbito de nuestras responsabilidades nos sumemos a esta lucha".

Como lo publicó hoy EL UNIVERSAL el mandatario coincidió en que lo que se vive en México es una recomposición de los cárteles de la droga debido a que el gobierno ha golpeados sus estructuras.

"El gobierno mexicano ha golpeado de manera clave la estructura financiera y operativa de varios de ellos y eso también está forzando a una recomposición de los mismos y a una confrontación que se registra no sólo frente al poder público sino particularmente de manera intensa entre los propios cárteles", dijo.

Esta confrontación entre ellos, aseguró Calderón, se ve reflejada entre los asesinatos de sus propios integrantes y hasta sus familiares.

Calderón sostuvo que más allá de los costos el gobierno federal está determinado a terminar esta tarea con el tiempo que se lleve.