El Universal
Guadalajara, Jal.- Guadalajara podría perder la sede de los Juegos Panamericanos debido a que el presidente municipal, Alfonso Petersen Farah, no logró la aprobación del cabildo para gestionar un crédito por 500 millones pesos necesarios para la construcción de la Villa Panamericana.
El endeudamiento no procedió porque se necesitaba que 14 regidores apoyaran la propuesta de Petersen Farah, quién ya había aceptado que fueran 500 y no mil 500, pero únicamente los 13 ediles del Partido Acción Nacional (PAN) votaron a favor, por siete del Revolucionario Institucional (PRI) y uno del de la Revolución Democrática (PRD) que votaron en contra.