LA JORNADA
México, D.F. .- El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) informó, mediante un comunicado, que la titular del juzgado tercero de distrito en materia civil en el Distrito Federal, Edith Alarcón Meixueiro, "resolvió que la Federación, entendida como la nación mexicana, es única y legítima propietaria de 39 obras pictóricas de la autoría de Remedios Varo Uranga, depositadas para su exhibición en el Museo de Arte Moderno, que se encuentran en litigio".
La sentencia que determina lo anterior -la más reciente en el caso Remedios Varo- data del pasado 16 de octubre. En la actualidad, el litigio se encuentra en un tribunal unitario, quien resolverá la apelación interpuesta por Beatriz Varo Jiménez, sobrina de la pintora surrealista, quien promueve el juicio de petición de herencia desde 2002, como la Procuraduría General de la República (PGR), que pudo formar parte del litigio a raíz de un fallo el 6 de junio de 2006, del cuarta tribunal colegiado en materia civil del Primer Circuito.

Asimismo, quedaría la vía del amparo directo contra la sentencia que emita el tribunal unitario, que sería competencia de un tribunal colegiado.

En su momento, respecto de la intervención de la PGR, Walter Gruen, quien formó la colección de pinturas y dibujos junto con su esposa Alexandra Varsoviano, expresó que el conjunto "está a salvo y es propiedad de la nación" (La Jornada, 21/junio/06).

Durante el proceso legal entablado para determinar al heredero legal de Remedios Varo (1908-1963), muerta sin testar, su sobrina quiso involucrar como parte de la masa hereditaria la colección de 39 obras, y así restarle validez a la donación hecha por Gruen y su esposa en favor del INBA. El juicio se ha prolongado seis años por tratarse de bienes del dominio público de la Federación. La colección está valorada en más de 15 millones de pesos.

La PGR, quien por disposición de su ley orgánica tiene la representación jurídica de la Federación, interpuso "un juicio ordinario civil en materia federal, en contra de Beatriz Varo, a efecto de acreditar un mejor derecho de propiedad sobre las obras donadas al INBA", indica el comunicado.

Al concluir el juicio promovido por la PGR, la juez federal en materia civil dictó sentencia en la que resolvió que la Federación acreditó su derecho de propiedad sobre las 39 pinturas y dibujos, las cuales se exhiben en el Museo de Arte Moderno.

El INBA considera que "la resolución de la autoridad jurisdiccional contribuye de manera muy significativa a la protección, salvaguarda y defensa del patrimonio cultural de la nación, y seguramente será la base para que las últimas instancias judiciales resuelvan en el mismo sentido este litigio".