El Universal
Según el desempeño y los resultados que llevan hasta ahora, Potros de Inidnápolis y Vikingos de Minnesota disputarían el Super Bowl XLIV, excluyendo a los Santos por la experiencia de Brett Favre
La NFL entra a la mitad de su temporada y los equipos contendienteslevantan la mano. Los únicos dos equipos invictos, Potros y Santos,lucen como serios candidatos a enfrentarse en el Super Bowl XLIV, sinembargo, hay algunos clubes que han levantado su nivel y podríancambiar la historia.

En la Conferencia Americana, uno de los grandes regresos ha sido, sinduda, la de los Patriotas de Nueva Inglaterra que con lareincorporación de un Tom Brady completamente sano pueden dar pelea aquien sea; incluso se ha combinado con su receptor Randy Moss paravolver a ser una de las parejas ofensivas más peligrosas de la Liga.

Brady ya suma más de tres encuentros con más de 300 yardas y muestraque su lesión de la temporada pasada ya quedó en el olvido, con estoposiciones s los `Pats' como una escuadra que buscará arrebatar eltítulo a los Acereros de Pittsburgh.

Por su parte, Potros de Indianápolis es el equipo que ha mostrado mayorestabilidad en la NFL, aunque tuvo problemas para vencer a los Texanosde Houston pero con el liderazgo de su mariscal estelar Peyton Manningparece que podrían durar invictos otras dos semanas.

El campeón de la liga ha mostrado que su defensiva es la parte másfuerte, aunque la ofensiva liderada por Ben Roethlisberger no hamostrado debilidad, además de que maneja a la perfección las variantesen el ataque. Como buen campeón defenderá su corona hasta el final.

Bengalíes de Cincinnatti y Broncos de Denver han sido sorpresas muyagradables para esta temporada que han venido a darle frescura alcampeonato.

En la Conferencia Nacional, los Vikingos de Minnesota se dieron cuentaque tienen el material humano para pelear por los primeros lugares dela liga. Con Brett Favre a la cabeza del ataque púrpura, esta escuadrapodría llegar con facilidad hasta el juego de campeonato y detener elfrenético paso de los Santos.

Vaqueros de Dallas cuenta con una defensiva muy efectiva, su ataqueterrestre es de primer nivel pero quizás el talón de Aquiles sea elquarterback.

Tony Romo ha tenido altibajos en partidos importantes y si la escuadratexana quiere regresar a un Súper Tazón, será necesario que el mariscalestabilice su juego para manejar un ataque que tiene muchas variantes,con receptores y corredores de altísimo nivel.

Aguilas de Filadelfia son de esos equipos que pueden explotar,ofensivamente hablando, en el momento más inesperado y anotarfácilmente gran cantidad de puntos a quien le pongan enfrente. DonovanMcNabb es un lanzador experimentado con un brazo poderoso, pero con unamentalidad muy eficiente para la elección de jugadas.

Arizona se mantiene como una escuadra equilibrada gracias a la duplaofensiva Warner-Fitzgerald, quienes se han echado al equipo encima ypondrían a Cardenales por lo menos en los juegos de comodín.

En teoría y basándose en el desempeño de cada escuadra, el Super BowlXLIV podría ser disputado entre los Potros de Indianápolis contra losVikingos de Minnesota, aunque la final soñada sería entre Acereros yVaqueros, pero el desarrollo de la temporada nos mostrará quién mereceestar ahí.