Notimex
Beijing.- Los intentos de las 'fuerzas secesionistas' de Taiwán por negar la realidad de que la isla forma parte de China están condenadas al fracaso, declaró hoy el primer ministro chino Wen Jiabao.
'Nos oponemos firmemente a las actividades secesionistas, y nunca permitiremos a nadie separar a Taiwán de la patria de ninguna forma y por ningún medio', dijo Wen en un discurso pronunciado en la reunión inaugural de la sesión plenaria anual del Congreso Nacional del Pueblo.

'Cualquier tema relativo a la soberanía e integridad territorial de China debe ser decidido por todo el pueblo chino, incluyendo a nuestros compatriotas de Taiwán', añadió el primer ministro, citado por la agencia china de noticias Xinhua.

Las declaraciones de Wen, pronunciadas ante casi tres mil legisladores nacionales y dos mil asesores políticos en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, se suman a las formuladas la víspera por el presidente Hu Jintao.

Hu declaró que 'las actividades secesionistas en Taiwán se han convertido en la mayor amenaza a la soberanía y la integridad territorial de China'.

'Las actividades por la independencia de Taiwán van en contra de la firme voluntad de la nación china de salvaguardar la unidad nacional', dijo Hu a los asesores políticos que participaron en la Conferencia Consultiva Política en Beijing.

Hu sostuvo que 'las actividades independentistas de Taiwán se han convertido en el mayor obstáculo al desarrollo de las relaciones a través de los Estrechos y la mayor amenaza a la paz y la estabilidad en los Estrechos de Taiwán'.

También prometió hacer esfuerzos tendientes a salvaguardar la paz en los Estrechos de Taiwán y promover la reunificación nacional.

'Unimos el pricipio de `una sola China' como fundamento, con la búsqueda de beneficios para los compatriotas a ambos lados de los Estrechos como objetivo, y la profundización del intercambio y cooperación mutuamente productivos como enfoque', abundó.

'Estamos listos para tener intercambios, diálogo, consultas y negociación con cualquier partido político en Taiwán, siempre que reconozcan que ambos lados de los Estrechos de Taiwán pertenecen a una China', expresó.

'La negociación se realizará en igualdad y con temas completamente abiertos. No hay nada de lo que no podamos hablar', dijo Hu, quien también es secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China y presidente de la Comisión Militar Central.

También expresó esperanza de que se logre 'el fin formal del estado de hostilidad a través de los Estrechos mediante esfuerzos conjuntos y consultas basados en el principio de una sola China'.

'Esperamos alcanzar un acuerdo de paz y construir un marco para el desarrollo pacífico de las relaciones a través de los Estrechos', puntualizó.

Taiwán tiene programado realizar dos referendos el 22 de marzo sobre las tentativas de la isla de unirse a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El referendo propuesto por el gobernante Partido Democrático Progresista preguntará a los electores si 'el gobierno debe buscar la unión con la ONU en el nombre de Taiwán para expresar la voluntad del pueblo taiwanés y reforzar la posición internacional de Taiwán'.

La consulta propuesta por el opositor Kuomintang, que quiere lazos más estrechos con China, preguntará si la isla debe buscar 'regresar a las Naciones Unidas con un enfoque pragmático y flexible'.

China reclama soberanía sobre Taiwán desde el fin de la guerra civil china en 1949.

El presidente taiwanés Chen Shui-bian, del Partido Democrático Progresista, se opone a la política de 'una sola China', por lo que Beijing se niega a tener tratos con él.