Foto: Especial
Animal Político
Las policías y las fuerzas armadas mexicanas se enfrentan cada vez con mayor frecuencia a criminales con armamento militar.
México.- Cuando un equipo mexicano de fuerzas especiales estilo SWAT detuvo un Cadillac robado en la ciudad fronteriza de Piedras Negras, no era una sorpresa ser recibidos con disparos mientras los criminales huían, según relató el escritor Ioan Grillo para la revista Time, pero después de que forzaron la cerradura del auto, los agentes se dieron cuenta de que pudieron haber sido víctimas de un poder de fuego catastrófico, pues el grupo armado fue encontrado en posesión de un arsenal que incluía tres cohetes anti tanque soviéticos, en conjunto con un lanza cohetes de hombro RPG-7.

Si los criminales hubieran podido disparar, hubieran sido capaces volar el vehículo de los agentes de operaciones especiales fácilmente. Los RPG-7s también pueden tirar helicópteros y fueron utilizados para este fin en el episodio de los helicópteros Black Hawk, en Somalia, en 1993, recordó Ioan Grillo.

Los cohetes encontrados el sábado pasado son parte de un acopio de armas de poder de fuego creciente, llevado a cabo por los cárteles mexicanos, por ejemplo, los temidos Zetas, que han reaccionado con ataques contra la policía y el ejército. Mientras las fuerzas de seguridad han capturado o asesinado a varios capos importantes este año, lo grupos armados han contestado con coches bomba, cientos de granadas de fragmentación, y varios ataques con lanza cohetes RPG-7.

El Ejército decomisó recientemente un tanque casero de tres toneladas con metralleta de torreta y, por ejemplo, cuando Heriberto Lazcano Lazcano, "El Lazca", líder zeta, fue supuestamente abatido por la Marina, se enfrentó a los efectivos con un lanzagranadas RPG-7.

Los lanzacohetes que se apoyan en el hombro causan temores particularmente, debido a su alcance y poder explosivo. "El RPG-7 es un arma que ha causado devastación increíble desde Irak hasta Afghanistán," afirmó Rachel Stohl, experta en proliferación de armas en el Centro Stimson, en Washington. "Cuando caen en manos de grupos criminales, cambia toda la dinámica y se escala el conflicto. en lugar de sólo enfrentar tiroteos en las calles, encontramos ahora poder de fuego de nivel militar."

Los combatientes normalmente usan cohetes RPG-7, los cuales tienen un alcance de hasta 900 metros y algunas veces se usa como una forma de artillería. A aquellos que les preocupa el derramamiento de la violencia del otro lado de la frontera plantean que estos cárteles podrían lanzar incluso cohetes por arriba del Río Bravo hacia las ciudades vecinas de EU, como Eagle Pass.

Se han visto tiroteos en la frontera por años, criminales que disparan contra los agentes de la patrula fronteriza en la población Los Ebanos. Por otra parte, el 68% de las armas provienen de Estados Unidos, mientras que se sabe que podrían provenir de Centroamérica. Miles de RPG-7 fueron usados por toras las partes en la Guerra Fría en los 80s. Desde entonces, las pandillas han robado muchas de estas armas en Nicaragua, El Salvador y Honduras par venderlas en el mercado negro.

Sólo el gobierno de Honduras reportó que perdió 22 RPG-7 y varios cohetes en un solo robo en 2010. En una visita a Honduras este año, un policía veterano afirmó que los operativos zetas estaban enfocados en Tegucigalpa, para comprar armamento.

Cuando grupos como Los Zetas consiguen cohetes y tanques, la pregunta es si pueden seguirse llamando narcotraficantes o se debe dar una descripción militar. Los Zetas han usado alto poder de fuego en su territorio en el noroeste de México, la zona más violenta del país, mientras que en otras zonas como Ciudad Juárez los homicidios han descendido sensiblemente desde 2010, y en Coahuila, en Piedras Negras, se ha visto un récord en la violencia de este año con más de 640 asesinatos del crimen, junto a Nuevo León que ha registrado mil muertes desde enero.

En total más de 60 mil personas han caído en medio de la violencia relacionada con el narco durante el gobierno e Felipe Calderón y su ofensiva contra el narco. En el mismo periodo, 25 de los 37 criminales más buscados han sido asesinados o arrestados.

El crecimiento de los arsenales del narco podría ser uno de los principales problemas del próximo gobierno, que inicia en diciembre, el cual ha dado muy poca información concreta sobre cómo logrará bajar los homicidios. El crecimiento de los arsenales podría forzar a Peña Nieto a iniciar su gobierno con movimientos militares.