Universal
Zamora, Mich.- Varios hombres encapuchados y con armas de alto poder irrumpieron la madrugada del viernes en el Comité Distrital del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), en Zamora, 180 kilómetros al oeste de Morelia, y quemaron papelería utilizada en los comicios del pasado domingo para elegir gobernador, alcaldes y diputados locales.
Funcionarios del IEM informaron que cinco hombres armados ingresaron violentamente a las oficinas distritales al filo de las 3:30 horas del viernes, y luego de someter al personal, prendieron fuego a la papelería electoral.

Según testigos, tras amagar a los funcionarios electorales rociaron con gasolina los paquetes y les arrojaron una bomba molotov.

El grupo llegó al lugar a bordo de una camioneta Voyaguer color guinda, justo cuando sesionaban funcionarios y representantes de los partidos para el recuento de votos.

Luego de prender fuego a la papelería, los encapuchados abandonaron la sede distrital en el mismo vehículo.

Testigos indicaron que los atacantes vestían chamarra negra, pantalón azul y botas tipo militar.

Los funcionarios electorales y representantes de los partidos notificaron de inmediato el asalto a las autoridades civiles y militares.

Poco después llegaron efectivos del Ejército, de la Policía Ministerial y de la Policía Estatal Preventiva, para resguardar las instalaciones.

La documentación que no resultó afectada fue trasladada a la sede estatal del IEM, en Morelia, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad. El instituto no informó sobre el tipo de papelería electoral que fue destruida.

La sede distrital del IEM se encontraba en sesión permanente para revisar la documentación electoral de los comicios para renovar el ayuntamiento de Zamora y diputados de los distritos electorales de la región.

El municipio de Zamora, gobernado por el PRI, es el único de los 113 disputados donde no ha concluido el conteo formal de la elección de alcalde.

La revisión se realizaba debido a desacuerdos sobre el conteo en algunos distritos, como el de Jacona, donde inicialmente el triunfo fue otorgado al candidato a diputado del PRD, y después favoreció al aspirante del PRI.

En el momento del asalto, el conteo llevaba 95% de las casillas instaladas en Zamora, con una ventaja para el candidato del PAN. Según el PREP, la elección de alcalde favoreció al candidato del PAN, José Antonio Martínez, con 19 mil 404 votos, contra 15 mil 722 votos del PRI.

Para la diputación local el conteo oficial ya había concluido, con el triunfo del candidato del PAN.