Notimex
Berlín.- La canciller federal alemana Angel a Merkel, y el Premio Nóbel de la Paz 2007, Albert Gore, lanzaron hoy aquí un llamado para que la comunidad internacional luche en forma conjunta contra el cambio climático.
La visita de Gore se realizó en el marco del Segundo Congreso sobre el Clima del consorcio alemán de energía EnBW denominado 'La economía del cambio climático', en el que participaron representantes del ámbito político, científico y económico alemán.

La participación de Albert Gore estuvo cerrada a la prensa por motivos de derecho de autor, pero la Asociación de Periodistas en Alemania emitió este martes una queja contra ese manejo, al que calificó como una violación a la libertad de información.

Además de la conferencia programada, Al Gore se entrevistó este día en la Cancillería federal con Angela Merkel, y ambos ofrecieron un breve encuentro con la prensa.

Al Gore resaltó que la crisis climatológica es la más peligrosa que confronta la civilización y calificó a la canciller federal alemana de tener el liderazgo político en el terreno de la lucha contra el cambio climático.

Gore dijo que Merkel es una fuerte voz de la razón que llama a los países del mundo a confrontar el peligro y ver en ello las posibilidades que se abren.

Manifestó su satisfacción por la participación de un consorcio como EnBW en la búsqueda de soluciones para el clima y señaló que sólo si todos cooperamos podremos enfrentar el reto del cambio climático.

EnBW con sede en Karlsruhe es el tercer mayor consorcio de energía en Alemania con alrededor de seis millones de clientes y cuyas actividades se concentran en el ámbito de la energía eléctrica y de gas.

El ministro alemán de Exteriores, Frank Walter Steinmeier, advirtió, al participar en el evento, sobre serios conflictos a raíz del cambio climático y resaltó que 'debemos evitar una Guerra Fría en el Polo Norte'.

Subrayó que si los países que convergen con el Océano Artico prevén exigir reservas de energía en esa región, eso debe decidirse tomando en cuenta el derecho internacional.

El ministro alemán del Exterior advirtió contra la creación de nuevos frentes en el marco de las negociaciones para un acuerdo subsiguiente al Protocolo de Kyoto.

Steinmeier señaló en su discurso en el congreso de EnBW (Energie Baden-Wurttemberg) que la velocidad y la profundidad con que tiene lugar el cambio climático tienen dimensiones 'dramáticas'.

Agregó que el plazo para tomar las medidas correspondientes es más corto de lo previsto y que por ello los intereses económicos y del medio ambiente deben sopesarse tomando en cuenta ese aspecto.

Destacó que una política exterior preventiva y un suministro energético permanente a nivel nacional e internacional deben ir de la mano, ya que son formas modernas de la 'política de distensión'.

'La política del clima se convierte con ello en política de paz'.

El consorcio EnBW señaló que desde la aparición en 2006 del reporte del ex economista en jefe del Banco Mundial, el inglés Nicholas Stern, se pudo observar de forma clara la dimensión económica del cambio climático.

Resaltó 'las medidas para proteger el clima son caras, pero más altos los costos por los efectos de un cambio climático constante. Una discusión seria sobre el clima no sólo es una cuestión de responsabilidad por parte de la sociedad, sino que es parte esencial de la economía'.

'Tenemos el interés de intensificar el intercambio entre representantes del ámbito político, científico y económico, dado que también el empresariado es parte de la solución. Además de riesgos y costos observamos asimismo oportunidades de mercado', precisó EnBW.

Representantes de la fracción parlamentaria del Partido Verde criticaron la participación de Al Gore en el congreso de EnBW, y señalaron que el consorcio se vale de dicha invitación para ganar una imagen en política climática.

Agregaron que sin embargo EnBW prevé construir en los próximos años nuevas centrales eléctricas a base de combustibles fósiles con un rendimiento de alrededor de tres mil megavatios.

'Eso significaría grandes cantidades de emisiones contaminantes. Al mismo tiempo el consorcio energético de Karlsruhe sólo tienen previstos 500 megavatios a partir de energías renovables', precisaron.