Casas de ópera de todo el mundo, en las que el cantante de llamativa obesidad actuó durante 45 años, expresaron su dolor por la muerte de "Big Luciano".
La Royal Opera House de Londres elogió a Luciano Pavarotti, como uno de los "mejores cantantes de nuestro tiempo", y al que "millones de personas echarán de menos", según el comunicado emitido por la ópera de la capital británica. "Fue uno de esos insólitos artistas que podía conmover a personas de todo el globo", se agrega.

"Acercó la ópera a personas que quizás nunca se hubiesen topado con la música clásica. Tenía la capacidad única de conmover a la gente con su voz emocionante y brillante. Su voz era un regalo único", se añade. Pavarotti cantó, entre otras actuaciones, en 2002 en la importante ópera de Covent Garden, donde interpretó "Tosca".

El tenor británico Russell Watson aseguró que Pavarotti "sin duda alguna" había acercado la ópera al público en general.

"Big Luciano" realizó su última e inolvidable actuación el 10 de febrero de 2006, durante la apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín. Hizo vibrar a millones de personas con "Nessum Dorma", de la ópera de Puccini "Turandot".

Por otro lado, la banda de la guardia del Palacio de Buckingham, la residencia en Londres de la reina de Inglaterra Isabel II, rindió ayer tributo al tenor italiano Luciano Pavarotti tocando "Nessun Dorma" durante la ceremonia del cambio de guardia.

Los numerosos turistas que se encontraban a las puertas del palacio saludaron el tributo con un sentido aplauso. Esta aria de la ópera "Turandot" de Puccini fue interpretada en numerosas ocasiones por el tenor italiano.

El tenor organizó asimismo conciertos benéficos en los que cantaba con diversos cantantes famosos. "Pavarotti & Friends" le llevó a compartir escenario con grandes del rock y del pop como Bono, Anastacia, James Brown o Elton John, entre muchos otros.