Foto: Especial
Jimena Morelos/Jambitz
Investigadores canadienses han encontrado que la piel también juega un papel importante para el oído y el entendimiento del habla. Al parecer, el aliento que producimos al hacer ciertos sonidos son percibidos por la piel e interpretados junto con la información del oído para alcanzar un entendimiento de las palabras habladas.
Investigadores canadienses han encontrado que la piel también juega un papel importante para el oído y el entendimiento del habla. Al parecer, el aliento que producimos al hacer ciertos sonidos son percibidos por la piel e interpretados junto con la información del oído para alcanzar un entendimiento de las palabras habladas.

Los investigadores del a Universidad de British Columbia en Vancouver desarrollaron un experimento en el que compararon los sonidos que producen un poco de aire al ser pronunciados, como el sonido "pa" o "ta" con sonidos que no lo producen, como "ba" y "da". Los científicos encontraron que al producir un sonido "ba" y al mismo tiempo lanzar un poco de aire a la piel del sujeto confundía a la persona, haciéndola creer que estaba escuchando un "pa".

En el futuro los científicos planean usar estos descubrimientos para construir mejores ayudas auditivas.

Con información de la BBC