México, D.F. .- A cien años de su nacimiento en Girona (norte de España), poca gente en su país natal conoce la obra de la pintora Remedios Varo (1908-1963), lamentó la investigadora Elena Morales.
"No se ha hecho ninguna celebración de su centenario, salvo presentar un libro en el (museo) Reina Sofía", dijo la experta española en la presentación en México de su ensayo "Los universos mágicos de Remedios Varo e Isabel Allende. Fantasmas y espíritus".

El volumen une la pintura de la española Varo con las novelas de la chilena Isabel Allende (Lima, 1942) y señala las similitudes entre ambas.

Remedios Varo, nacida en Amglés, es considerada una de las mayores aportaciones españolas al surrealismo.

Con la Guerra Civil (1936-1939) se exilió primero a Francia y más tarde a México, a donde llegó a comienzos de los años cuarenta.

Por su parte, Isabel Allende, escritora sobrina del derrocado y asesinado presidente chileno Salvador Allende, es una de las autoras de habla hispana más leídas, con títulos como "De amor y de sombra" y "Eva Luna".

La investigadora Elena Morales destacó que se han hecho pocas retrospectivas importantes en España de la pintora, "cuyas obras no pasan desapercibidas, porque tiene un mundo muy personal".

Por contra, el Museo de Arte Moderno de Ciudad de México (MAM) expone de febrero a julio, para conmemorar el centenario de su nacimiento, la muestra "Remedios Varo. Colección Isabel Gruen Varsoviano. En memoria", con 39 obras de la pintora surrealista.

Morales, que recibió una carta de la propia Isabel Allende felicitándola por su trabajo, declaró que la chispa de su interés prendió al leer "La casa de sus espíritus" y recordar el mágico universo de los cuadros de Varo.

"El carácter descriptivo de las pinturas de Varo permite que se puedan leer como relatos, y el carácter espacial de las obras de Allende hace que se puedan visualizar como imágenes", afirmó.

Ambas autoras comparten temas como la soledad, los espíritus, el amor, el culto al cuerpo femenino y el cosmos, entre otros, de acuerdo al ensayo.

"Tal vez estamos unidas por los mismos sueños o protegidas por los mismos espíritus", escribió Isabel Allende en su carta.

Morales leyó varios párrafos de "La casa de los espíritus" de la autora chilena y los comparó a cuadros de la pintora española como "Armonía" y "Naturaleza muerta resucitando".

Incluso, afirmó, el personaje de Clara en esta novela podría ser comparada a la propia Remedios Varo.