En AL, una de cada tres personas no satisface necesidades básicas, y 76 millones padecen hambre, dijo.
Santiago de Chile. La crisis económica arrastró este año a nueve millones de personas a la pobreza en América Latina, la mayoría de los cuales vive en México y Venezuela, alertó este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El deterioro social elevó a 189 millones el número de personas en carencia, de las cuales 76 millones ni siquiera disponen de recursos para alimentarse, señaló el organismo. La cifra implica que uno de cada tres latinoamericanos no satisface sus necesidades básicas.

"Pese a todo, el impacto de la crisis fue menor a lo esperado", matizó por otro lado la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena, al entregar el "Panorama Social 2009".

El alza de la pobreza revirtió los avances logrados entre 2002 y 2008, cuando los países de la región redujeron en 41 millones las personas bajo ese flagelo.

En ese lapso, salvo Colombia, Guatemala y República Dominicana, las demás naciones además mejoraron la distribución del ingreso entre ricos y pobres.

No obstante, actualmente sólo en Uruguay, Chile, Costa Rica, Argentina y Brasil entre un 50 y 65 por ciento de la población está en una condición no vulnerable, es decir, no está en riesgo de caer en la pobreza.