Jesús Jiménez
El asalto perpetrado a una joyería de Plaza Sendero dejó en evidencia graves fallas no sólo en el equipo de seguridad que priva en ese complejo comercial, sino también en las policías preventivas Municipal y Estatal que definitivamente no están haciendo su trabajo.
Así lo expresó el director-gerente de la Canaco-Saltillo, César Armando Valdés Ramos, quien expuso que el ilícito ha causado gran impacto en la sociedad, no sólo por el hecho, la hora y el lugar donde sucedió, sino también por la forma de operar de los delincuentes.

"Evidentemente denota que hubo una falla, por lo que se tendrá que evaluar lo que están haciendo las corporaciones municipales y estatales; hay un malestar generalizado, porque desde el momento que hay robos y asaltos se ve perfectamente que existe un problema en la ciudad, eso es innegable y se tiene que atacar", agregó el dirigente empresarial.

Y es que el asalto a la Joyería Suiza de Plaza Sendero ha sido sólo la "gota que derramó el vaso", porque durante todo enero y lo que va de febrero los robos y asaltos a tiendas de conveniencia y farmacias han sido el pan de cada día, y la policía ha sido incapaz de frenar la ola de atracos.

"No tengo el dato estadístico, pero sí les puedo decir que cerramos el 2007 con un alto grado de delitos denunciados, y si tomamos en cuenta que sólo se denuncian 2 de cada 10 ilícitos cometidos" refleja un preocupante crecimiento en los hechos delictivos.

"Creo que todos los ciudadanos aspiramos a que tengamos una ciudad tranquila donde no haya delitos, porque somos mucho más personas buenas que malas, y muchos más los ciudadanos que sí respetamos las leyes, por lo que demandamos acción inmediata y efectiva de las autoridades y castigo para los responsables de esos actos ilícitos", finalizó.