Redacción
Cada 20 de noviembre celebramos el aniversario de la Revolución Mexicana porque marcó un cambio importante en la vida de nuestro país.
Porfirio Díaz

Por Juan Angel Rivera

Fue presidente de México por más de 30 años por fraudes electorales. Periodo en que sólo un pequeño grupo acaparó el poder. Por eso el pueblo se levantó en armas contra su gobierno, el cual fue conocido como la "Dictadura de Díaz"

El pueblo

Por Hilda Cárdenas

Entre los habitantes había mucha desigualdad. Pocos eran ricos y la mayoría de la gente vivía en muy malas condiciones, en especial los campesinos, quienes no tenían leyes ni autoridades que los protegieran.

Francisco I. Madero

Por Hilda Cárdenas

Madero fue encarcelado en San Luis Potosí por sus ideas de libertad, él escapó a Estados Unidos y publicó el Plan de San Luis donde denunciaba la ilegalidad de las elecciones. Desconocía a Díaz como presidente, prometía devolver las tierras a los campesinos, pedía la libertad de voto e invitó al pueblo a iniciar junta a él y otros, una lucha armada el 20 de noviembre de 1910.

 

Inicia la lucha

Por Ricardo Flores

La Revolución inició y se extendió por todo el país. Muchos valientes se unieron a ella. En el norte, Francisco Villa y Pascual Orozco, y en el sur, Emiliano Zapata. La lucha se mantuvo durante 10 años hasta 1920.

Emiliano Zapata

Por Bernabé Solís Nació en Morelos. Era caudillo y fue la esencia campesina del movimiento revolucionario al sur del país con un solo lema: "Tierra y libertad"

Las adelitas

Por Hilda Cárdenas En la Revolución Mexicana la mujer tuvo gran importancia. Su vestuario era enaguas largas, blusa de manta y rebozo en el que cargaban a sus niños. Sus funciones eran cocinar para la tropa, cuidar a los hijos, cargar las armas, servir como correos, espías y soldados.

 

Tips para una fiesta revolucionaria

Por Valeria Sánchez y Andrea Ochoa

1. Decora tu casa con papel de china de los colores patrios y con algunos globos. 2. Prepara platillos y bebidas tradicionales como: enchiladas, mole, chiles rellenos, agua de limón y tamarindo. 3. Recuerda seguir las costumbres y servir tu comida y bebidas en jarritos y cazuelas. Cuelga algunos cuadros de personajes importantes de la revolución y vístete con sombrero y bigotes o de "adelita".