París .- La casa de edición francesa Larousse lanza este martes su "primera enciclopedia contributiva" en internet, larousse.fr, que yuxtapone gratuitamente el contenido de su diccionario enciclopédico y las contribuciones de los internautas.
Para evitar la mezcla de géneros, ambos componentes están claramente diferenciados.

Por un lado, figuran los artículos de Larousse, identificados con el color naranja (unos 150.000, más 10.000 fotos, dibujos e ilustraciones) y, por otro, un espacio reservado a los contribuidores, en violeta.

"La gente está cada vez más habituada a esta abundancia, y a distinguir entre un artículo de referencia y un punto de vista", explica Line Karoubi, directora adjunta del departamento de diccionarios y enciclopedias de la editorial, refiriéndose además a la enciclopedia participativa y gratuita Wikipedia, líder del sector en internet.

Los editores tradicionales de diccionarios y enciclopedias en papel hacen frente a una dura competencia en internet. Así, Larousse confía en su reputación de rigor y fiabilidad para atraer contribuciones de calidad.

Al contrario que Wikipedia, donde los artículos son casi siempre anónimos, los contribuidores de Larousse habrán de identificarse para subir textos de los que serán propietarios, indica la casa de edición francesa. Además, las contribuciones sólo podrán ser modificadas por el autor.