Aracely Chantaka
Los Maestros de la Música de Armenia llenaron de sensaciones el espacio Latidos del Mundo, del Fórum Universal de las Culturas
Lla noche del sábado quedó claro que el idioma no es importante cuando lo que habla es el sentimiento.

Suren Manokvan, la voz de la agrupación, fue el encargado de interpretar con emoción y sentimiento cada una de las canciones del repertorio con el que deleitaron a su público, durante la velada que resultó inolvidable.

La música instrumental de marcada influencia árabe también conmovió a la audiencia, ofreciendo un show redondo.
Los sonidos del duduk, una especie de flauta característica de ese país, elaborada con madera de durazno, que es común en esa zona, le dieron un toque especial a la música de los armenios.

La audiencia se sintió tan motivada con cada una de las piezas musicales que se unieron en una sola voz para gritar vivas a Los Maestros de la Música de Armenia, que esa noche dieron cátedra de su talento.

El grupo que tiene una larga trayectoria musical está integrado además por Varazdat Hoyhanissyan (duduk), Arkadi Poghossian (tar), Arthur Grigorian (beloul y flauta) y Robert Durunts (dehol y percusiones).

Juntos los armenios integran como una pequeña orquesta y aunque para los regios fue imposible entender lo que decían sus canciones por la barrera del idioma, los que esa noche se comunicaron fueron los corazones.

Armenia es un Estado de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y es frontera con Turquía.
La música del grupo habla del sufrimiento que su pueblo natal Armenia ha pasado a lo largo de la historia. El toque árabe de los sonidos de su música responde a la influencia que en su momento recibieron de este pueblo.
¿Qué es el duduk?

El duduk le otorga un sonido muy peculiar a la música de Los Maestros de la Música de Armenia y este instrumento es como una flauta, sin embargo tiene sus características particulares.

Está elaborado con madera de durazno que es un árbol que abunda mucho en Armenia. El sonido que se desprende del duduk es seco.