Andrea Becerril y Víctor Ballinas / La Jornada
Cd. de México.- La Cámara de Senadores no se va a doblegar ante la embestida de las televisoras, "que convirtieron ya en estrella a (Luis Carlos) Ugalde". La reforma electoral sigue adelante, aseguraron los coordinadores de PRI y PRD, Manlio Fabio Beltrones y Carlos Navarrete, respectivamente.
A su vez, el presidente del Senado, el panista Santiago Creel, sostuvo que "honrará" su palabra para sacar adelante la modificación constitucional en materia electoral, sin importar las reacciones por "los intereses que se afectan".

La negociación sobre la reforma electoral se pospuso para la próxima semana, ya que no se logró el consenso acerca de la remoción de los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE). Sin embargo, se citó para hoy al grupo plural de senadores encargado de elaborar un nuevo marco jurídico en materia de radio, televisión y telecomunicaciones, después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó la llamada ley Televisa.

El priísta Manlio Fabio Beltrones pidió definiciones a Felipe Calderón y al PAN. "Queremos saber si el gobierno federal y su partido quieren una reforma electoral de tercera generación o si van a sucumbir ante el chantaje de los poderes fácticos".

Advirtió que "el fantasma de la ilegalidad" que ronda a poderosos funcionarios del gobierno federal "se ha convertido en un lastre para la reforma electoral". Insistió en que los grupos parlamentarios en el Senado ya tomaron una decisión "y no habrá chantaje o presión que nos haga cambiar de opinión".

Antes, durante una reunión plenaria previa a la sesión de ayer, los senadores priístas cerraron filas ya que, dijeron, las presiones van a aumentar y ya hubo amenazas directas de bloqueo en los medios electrónicos, así como de frenar aspiraciones políticas si aprueban esa reforma que elimina por completo el pago de propaganda en medios electrónicos, rubro que significó a las televisoras unos 3 mil millones de pesos en la elección presidencial de 2006.

El senador priísta Jorge Mendoza, quien presidió la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión, solicitó una audiencia para los concesionarios, ya que no fueron consultados y "están realmente sorprendidos" por el proyecto de dictamen.

Mendoza pidió a sus compañeros que se flexibilice la legislación, y les preguntó si quieren llegar a un modelo similar al de Francia, donde los políticos no aparecen en televisión. Varias voces expresaron desacuerdo con tal enfoque, entre ellas la de Jesús Murillo Karam: "Nada puede estar encima del Estado, ni el dinero ni los poderes fácticos", recalcó en medio de un aplauso de los demás legisladores.

"Debemos tener muy claro que hay que cerrar filas, privilegiar la unidad", consideró el senador Francisco Labastida Ochoa. Reconoció que se ha amenazado ya a legisladores de que jamás aparecerán en las pantallas televisivas y que "quienes pretenden ser gobernadores no tendrán posibilidad de ello".

Ugalde, punta de lanza contra la reforma

El coordinador de los senadores perredistas, Carlos Navarrete, recalcó: "no nos van a doblegar ni el señor Ugalde ni sus padrinos ni los poderes fácticos que están tras de él".

Destacó que Ugalde se convirtió en estrella de los medios electrónicos y "ya lo podrán traer como vocero por todas partes, día y noche. ¡Qué bueno que tenga sus día de gloria!, pero no nos van a doblar la reforma a la Constitución".

Navarrete señaló que la fuerzas políticas en el Senado hacen un esfuerzo por dar al país una nueva normatividad en materia electoral, con el propósito de evitar que se repita lo que ocurrió en julio de 2006. La reforma que se consensa impulsa un nuevo modelo de competencia donde priven las propuestas de los candidatos y no la guerra sucia y la descalificación.

"La reforma impide que el dinero y los poderes fácticos tomen decisiones y decidan quién sí y quién no puede ser presidente de la República".

Por eso, "Ugalde es la punta de lanza de un intento del poder fáctico por reventar la reforma. Lo que defienden no es la autonomía del IFE, sino los intereses, el negocio de los dueños de los medios electrónicos". Además, dijo que está dispuesto a debatir públicamente con Ugalde "para demostrarle que lo que está defendiendo son los intereses que lo llevaron a presidir el IFE", los mismos "que quieren seguir manipulando las elecciones en México".

En entrevista aparte, Creel aseguró que los integrantes de su bancada respaldan el proyecto de dictamen y la nueva regulación para medios electrónicos.

-¿Aunque no salgan en la televisión?

-Independientemente de cualquier circunstancia, estamos comprometidos con la reforma electoral -dijo, y rechazó que la estrategia de los panistas sea prolongar las negociaciones. Aseguró que espera llegar a un acuerdo con las otras fuerzas políticas acerca de la salida de los consejeros electorales, que es el único punto pendiente.

En su bancada también hay una voz discordante, la de Federico Döring, quien insistió en que el PAN no debe ceder "a los odios y fobias en contra del presidente del IFE", a pesar de que se avanza en la posible salida escalonada de los consejeros, con Ugalde a la cabeza.