Tras criticar duramente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Ahmadineyad calificó a Israel de "un gobierno completamente racista" y afirmó que los palestinos "se quedaron sin hogar" tras la II Guerra Mundial (1939-1945) "bajo el pretexto del sufrimiento judío".
Ginebra.- Representantes de la Unión Europea abandonaron hoy la sala en protesta contra el discurso pronunciado por el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, durante la Conferencia de la ONU contra el Racismo en Ginebra, en el que emitió duras críticas contra Israel.

El presidente iraní dijo también que las potencias occidentales han dado a Israel "mano libre para continuar con sus crímenes". Ahmadineyad afirmó igualmente que "los sionistas y sus aliados" planearon la guerra de Irak y que "el sionismo mundial personifica el racismo".

Un representante europeo dijo que las delegaciones abandonaron la sala debido a las declaraciones "inflamatorias".

Varios países europeos, entre ellos Alemania e Italia, no participan en la conferencia de Ginebra debido, entre otras razones, a la presencia de Ahmadineyad, quien ya en el pasado ha cuestionado el Holocausto y llamado a la destrucción de Israel.