Notimex
Las lesiones de tres jugadores titulares y la ausencia hoy por un cuadro gripal del defensa Aarón Galindo obligaron al técnico del Guadalajara, Francisco Ramírez, a ensayar diversas formaciones de cara al juego del próximo domingo ante Pumas de la UNAM.
El delantero Omar Arellano y el mediocampista Gonzalo Pineda estuvieron ausentes durante la semana de las prácticas, igual que el defensa Jonny Magallón, quien salió con una fractura del "clásico" ante América del domingo anterior, pero hoy se sumó Aarón Galindo a las bajas para complicar el trabajo al estratega.

"Para mí es muy importante repetir siempre un cuadro ganador, darle confianza, estamos conscientes que tenemos otros partidos enseguida. Tengo que ir preparando ya un once por si hay lesiones, por si hay fatigas, no voy a poner un 11 si no lo trabajé", dijo en torno a la formación que usó en el triunfo en el "clásico".

Aceptó que las lesiones afectan el trabajo semanal, porque si bien cuenta con un plantel amplio se retrasa el entendimiento de sus conceptos, aparte que es un partido crucial en sus aspiraciones por entrar a la liguilla del título del Torneo Clausura 2009.

"Lo que más me preocupa sin duda es que haya lesionados, eso realmente me pone mal porque yo quisiera tener siempre al mismo grupo de trabajo para tener un crecimiento constante en la propuesta táctica dentro del terreno de juego", apuntó Paco Ramírez.

El timonel expuso que las bajas no permiten avanzar en el aprendizaje de su esquema de juego. "Cuando hay ausentes se pierde un trabajo, se pierde una sesión que pueda generarles una cohesión colectiva, que es lo que yo busco".

Admitió el timonel de Chivas que el encuentro frente a Pumas reviste varios factores que deberán superar como es un equipo enrachado con siete fechas sin derrota, aparte de la altura y la contaminación que hay en la capital del país.

"Realmente es un partido difícil, con una gran exigencia por las condiciones de la altura, del calor y sobre todo del rival, que es un equipo que repite muchísimo, que no para durante los 90 minutos, que está bien trabajado".

E hizo hincapié en que la mentalidad debe estar puesta de manera exclusiva en este duelo y dejar para más adelante el siguiente compromiso de los tapatíos en la Copa Libertadores.

"Nosotros tenemos que dar todo en el partido ante Pumas, eso es la prioridad ahora, después vamos a pensar en el partido en Chile (frente a Everton)", sentenció.

Manifestó además su confianza en que Guadalajara podrá seguir con vida en ambas competencias, pese a lo complicado de tener tan seguido dos partidos donde se juega su futuro en la liga y el certamen continental.

"Tengo la gran ventaja de que la gran mayoría de los muchachos son jóvenes, al final (jugar) partido miércoles - domingo si tienes una buena dosificación puedes tener un rendimiento alto. Es claro que puede haber algún bajón por la fatiga que se pueda presentar por tanto viaje, pero es ahí donde adquirimos una gran importancia por la dosificación".