Varsovia.- La oposición liberal polaca infligió una severa derrota a los conservadores hermanos Kaczynski, al poder en Polonia desde hace dos años, al aventajarlos en casi 13 puntos en las elecciones legislativas anticipadas de este domingo, según sondeos publicados al cierre de los colegios electorales.
Si los resultados oficiales confirman el lunes los datos de los sondeos, realizados a pie de urna por los institutos TNS OBOP y PBS, la Plataforma Cívica (PO, liberal) de Donald Tusk tendría entre el 43,7% y el 44,2% de los votos.

El primer ministro polaco saliente, el conservador Jaroslaw Kaczynski, reconoció el domingo por la noche su derrota y felicitó al líder de los liberales Donald Tusk, vencedor de las legislativas según los sondeos.

"Deseo éxito a Donald Tusk y lo felicito", declaró Jaroslaw Kaczynski a la prensa.

El partido conservador Derecho y Justicia (PiS), del primer ministro Jaroslaw Kaczynski y del presidente, su hermano Lech, tiene entre el 30,4% y 31,3% de los votos, según los sondeos.

En tercer lugar, la Alianza de Centro-Izquierda (LiD), del ex presidente Alexander Kwasniewski, obtuvo entre el 12,2% y el 13,3% de los sufragios, siempre según los sondeos.

El partido campesino PSL entraría también en el Parlamento, con entre el 7,9% y el 8,4% de los votos.

Los liberales rozarían así una mayoría absoluta de 230 escaños de los 460 que tiene la Dieta (cámara baja), y no tendrían problema en formar gobierno. Desde el cierre de los colegios electorales, el PSL se ha dicho dispuesto a colaborar con los liberales.

"Nuestro camino, sin embargo, no se detiene aquí (...) Pasaremos a la oposición y formaremos una oposición dura que pedirá cuentas de todas las promesas electorales", dijo el primer ministro saliente tras reconocer su derrota.

Por su lado, el liberal Donald Tusk, líder de Plataforma Cívica (PO), llamó a los polacos a la reconciliación tras las divisiones que ha vivido el país desde que los hermanos gemelos Kaczynski llegaron al poder hace dos años.

Expresándose después de ver los sondeos, Tusk retomó unas frases de Lech Walesa tras la firma de los acuerdos de Gdansk, que crearon en 1980 Solidaridad, el primer sindicato libre del bloque comunista: "Era una lucha. La hemos ganado. Pero a partir de mañana habrá que ponerse manos a la obra.

Polonia necesita nuestro trabajo".

Las elecciones legislativas anticipadas, consideradas las más importantes desde la caída del régimen comunista en 1989, movilizaron a un porcentaje récord de electores: 55,3%, según un sondeo para la televisión TVN.

El porcentaje supera el anterior récord, registrado en las elecciones de 1993, que entonces fue del 52,13%.

En las legislativas de 2005, la participación fue del 40,5%.

Antes de conocerse los primeros sondeos, la comisión electoral polaca impuso un embargo a la publicación de sondeos a boca de urna hasta las 22H55 (20H55 GMT), al prolongarse el horario de apertura de dos centros de votación en Varsovia.

Los resultados eran muy esperados en el extranjero, ya que los hermanos Kaczynski multiplicaron desde su llegada al poder en 2005 los conflictos con Alemania, la Unión Europea y Rusia.

Los cerca de 30,5 millones de polacos llamados a las urnas renovaron las dos cámaras del Parlamento, es decir, 460 diputados de la Dieta elegidos por sistema proporcional y 100 senadores por sistema uninominal mayoritario de una sola vuelta.

Siete partidos y alianzas presentaron sus candidatos a nivel nacional.

Los dos partidos que estuvieron coaligados con los hermanos Kaczynski, el populista Autodefensa y la ultraderechista y ultracatólica Liga de las Familias Polacas (LPR) quedarían fuera del Parlamento, al no alcanzar la barrera del 5% de votos necesario para entrar en la Dieta.

Fue la división en el seno de esa coalición la que provocó la convocatoria de estos comicios anticipados, dos años antes del fin natural de la legislatura.

Durante la campaña, los liberales centraron su programa en el futuro y prometieron frenar el éxodo de jóvenes, ya que más de un millón de ellos se han marchado a Gran Bretaña e Irlanda para trabajar desde la entrada de Polonia en la Unión Europea en 2004.

Uno de los dos hermanos gemelos, el presidente Lech Kaczynski, elegido en 2005 por cinco años, permanecerá en el poder hasta finales de 2010. Pero su poder estará limitado, sobre todo ante un futuro primer ministro que no será su hermano gemelo.