Los Angeles, EU.- Un libro rememora los truculentos inicios de los cómics en EU al término de la II Guerra Mundial, cuando muchos ejemplares fueron ilegalizados y otros terminaron en la hoguera, informó CNN.
Las historias de terror, violencia y misterio de las coloridas páginas de los cómics de posguerra atraparon a los jóvenes que acudían en masa a los quioscos ante la indignación de padres, educadores y religiosos, que se propusieron acabar con lo que consideraron una mala influencia para los adolescentes.

En "The Ten-Cent Plague" (Editorial Farrar, Straus & Giroux, 2008), David Hajdu, periodista estadounidense y profesor universitario, recopila el miedo que recorrió la sociedad ante el éxito del fenómeno cómic, que se expandió por el país rápidamente gracias a los 10 centavos que costaba cada ejemplar.

"Todo el mundo leía cómics, eran la forma de entretenimiento más popular en EU", aseguró Hajdu, pero especialmente para los niños, lo que provocó una ola de críticas que acusaban a estas publicaciones de promover el crimen y la degeneración.

Muchas portadas de esos conflictivos cómics en los años 50 mostraban mujeres seductoras y escenarios terroríficos en los que tenían lugar asesinatos, con títulos "Tales from the Crypt", "Shock SuspenStories" o "Justice Traps the Guilty".

La reacción de la sociedad más conservadora consiguió que, además de las quemas públicas de cómics, se prohibiesen palabras como "terror" y "horror" en las páginas de estas obras de ficción.

Algunas ciudades aprobaron leyes que pusieron a los cómics en situación de ilegalidad, mientras que el Congreso de EU lanzó mensajes en contra de esas historias, lo que acabó con la carrera de numerosos artistas y escritores.

David Hajdu es autor además de "Lush Life: A Biography of Billy Strayhorn" y "Positively 4th Street: The Lives and Times of Joan Baez, Bob Dylan, Mimi Baez Farina and Richard Farina".