Ginebra, Suiza.- China e India encabezan la producción mundial de productos y servicios de tecnología de la información y de la comunicación, pero el resto de países emergentes aún se encuentran rezagados en este sector, según un informe de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).
El informe Economía de la Información 2007-2008 de la UNCTAD demuestra que en el 2004 China desbancó a Estados Unidos como principal productor y exportador de productos de tecnología de la información y de la comunicación (TIC) del mundo.

En ese mismo año, el valor añadido del sector llegó al 7,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) chino, un 30 por ciento más que en el 2003.

Dos años más tarde, en el 2006, el sector de las TIC ya representó la mayor actividad comercial del país y correspondió al 34,4 por ciento del comercio total, alcanzando sus exportaciones los 299.000 millones de dólares.

Por su parte, la India es el mayor exportador mundial de servicios TIC y el principal proveedor de contratación externa de procesos.

En el 2006, el sector representó el 5,4 por ciento del PIB indio, mientras que en el 2005 fue del 4,8%.

Estos dos países en desarrollo encabezan la lista de la producción mundial en producción, y aunque el resto de naciones quedan muy atrás, los dos gigantes asiáticos, están contribuyendo a generar un creciente comercio sur-sur de este tipo de productos.

En especial en Asia, donde países como Tailandia, Malasia o Singapur, se están especializando en crear industrias que complementan los productos que India y China producen.

Según el informe, en el 2004 el valor del comercio Sur-Sur de productos TIC sobrepasó al del comercio Sur-Norte.

En ese mismo año las transacciones entre los países emergentes fueron por valor de 410.000 millones de dólares, mientras que las de los países ricos entre si fue de 450.000 millones de dólares, "y es probable que las supere en el 2006", apunta el texto de la UNCTAD.

De hecho, el informe destaca que "el desplazamiento de las exportaciones de las economías desarrolladas a las economías en desarrollo continuará, y que el sector de las TIC tendrá una importancia cada vez mayor en el incipiente comercio Sur-Sur".

Con respecto a la Inversión Extranjera Directa (IED), cada vez más se orienta al sector de las TIC y hacia los países en desarrollo, según los expertos de la UNCTAD.

Y aunque destacan que la mayoría de las inversiones provienen de países en desarrollo y tienen por destino Asia, "también están aumentando las corrientes de inversión Sur-Sur en el sector de las telecomunicaciones, impulsadas por grandes empresas trasnacionales de Sudáfrica, Malasia y México".

El Asia meridional, oriental y sudoriental es el principal imán para las entradas de IED en los países en desarrollo, que en el 2005 alcanzaron 165.000 millones de dólares, lo que representa el 18 por ciento de las entradas mundiales.

Sin embargo, el alto nivel de producción no se corresponde con el nivel de uso ni de consumo de las TIC. A excepción de algunos países asiáticos como Corea del Sur o Singapur, los países en desarrollo siguen estando muy por detrás de los desarrollados.

El único sector donde la brecha cada vez es menor, es el de la telefonía móvil, que es, a su vez, la TIC más extendida en el mundo en desarrollo.

El número de abonados en estos países casi se ha triplicado en los últimos cinco años, y en la actualidad representa el 58 por ciento de los abonados de tecnología móvil del mundo.

Por su parte, el acceso a internet, mejora, aunque aun ritmo más lento. Mientras que en el 2002 la penetración en las economías desarrolladas era diez veces mayor que en las economías en desarrollo, en el 2006 la diferencia fue "solo" de seis veces.

Los índices de acceso a banda ancha, en cambio, han empeorado dado que la brecha entre los países ricos y los emergentes es ahora mayor que en el 2002.