El País
Según las estimaciones del estudio la película vendió un total de 45.4 millones de euros en el conjunto de países en los que ya se ha estrenado
Los Angeles, EU.- Los nazis y Quentin Tarantino demostraron ser una combinación letal en las carteleras mundiales: el cineasta encabeza la taquilla del fin de semana en EU con su película ambientada en la Segunda Guerra Mundial Malditos bastardos (Inglourious Basterds, en su versión original), en la que Brad Pitt interpreta al líder de un grupo de judíos-estadounidenses que realizan violentas operaciones bélicas.

Según las estimaciones del estudio la película vendió un total de 45.4 millones de euros en el conjunto de países en los que ya se ha estrenado (a España llegará el 18 de septiembre). En Estados Unidos y Canadá totalizó 26.2 millones de euros. Un prometedor inicio que, sin embargo, no bastará para sacar del agujero financiero en el que se encuentran los productores del filme, los hermanos Harvey y Bob Weinstein.

El filme costó 48,8 millones de euros y su recaudación inicial no supone alivio para el atribulado estudio independiente Weinstein (el último de este tipo que sobrevive en Hollywood), que lo cofinanció con la distribuidora internacional Universal Pictures. Bob y Harvey Weinstein han realizado todas las películas de Tarantino, empezando en 1992 con Reservoir Dogs. Pero Pulp Fiction sigue siendo su más grande película en general con una recaudación doméstica de 107 millones de dólares. Según el dirario The Wall Street Journal, estas cifras no bastarán para darle a la productora el empujón que necesita para salir de sus problemas financieros.

El principal filme del fin de semana pasado en Estados Unidos, la película de ciencia ficción de TriStar Pictures District 9, cayó al segundo lugar con 18.9 millones de dólares. Después de 10 días la película producida por Peter Jackson ha ganado 73.5 millones de dólares. El filme de Paramount Pictures G.I. Joe: The Rise of Cobra, también bajó al tercer puesto, con 12.5 millones. La recaudación de tres semanas para el filme de acción suma 120.5 millones de dólares.