Notimex
Lindsay Lohan tendrá su día en la corte. Un juez rechazó desestimar parte de una demanda contra la actriz de 21 años por un accidente en el que chocó su Mercedes-Benz contra una camioneta en octubre del 2005.
Los Angeles.- El juez del Tribunal Superior Michael L. Stern rechazó el martes una moción según la cual la querella no tiene sustento legal y fijó el 7 de abril como fecha de juicio.

La Patrulla de Carreteras de California concluyó que Raymundo Ortega, de 40 años, ayudante de mesero en un restaurante de Beverly Hills, ocasionó el accidente al hacer un giro ilegal de 180 grados.

Éste, empero, demandó a Lohan y busca por lo menos 200 mil dólares en daños.

Ortega perdió el conocimiento en el incidente, dijo su abogado, Robert G. Klein.

Lohan y una acompañante sufrieron lesiones menores.

La demanda de Ortega sostiene que al momento del accidente Lohan escapaba de unos paparazzi y estaba bajo la influencia del alcohol.

"Este caso es sobre responsabilidad y ella no está asumiendo la suya", dijo Klein fuera de la corte.

El abogado de Lohan, David J. Ozeran, apuntó fuera del juzgado que no hay evidencia de que Lohan estuviera intoxicada.

El mes pasado, la actriz acordó pasar un día en la cárcel y someterse a un tratamiento de rehabilitación por drogas tras declararse culpable o no refutar cargos de manejo en estado de ebriedad y posesión de cocaína derivados de sendos arrestos en Beverly Hills y Santa Mónica a principios de año.