Las medidas tomadas por el Gobierno para asegurar la frontera han tenido éxito y que ello hará más probable la aprobación de una reforma de las leyes migratorias, afirmó ayer la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.
AP/Notimex
La favorece el que haya una frontera más segura
Las medidas tomadas por el Gobierno para asegurar la frontera han tenido éxito y que ello hará más probable la aprobación de una reforma de las leyes migratorias, afirmó ayer la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

"Una ruta difícil, pero justa para lograr el estatus migratorio legal obligará a los inmigrantes indocumentados a llenar ciertos requisitos como registrarse y pagar una multa, aprobar un escrutinio de su pasado judicial, pagar sus impuestos y aprender inglés", dijo en una charla al instituto de estudios Center for American Progress.

Hablando sobre la iniciativa de la Casa Blanca para reformar las leyes de inmigración, Napolitano señaló que "mientras haya millones que permanecen en las sombras, nunca podremos hacer cumplir la ley ni tendremos seguridad nacional eficaz".

Sistema infuncional

Napolitano subrayó que el sistema actual no funciona y que se necesitan leyes nuevas que permitan a las autoridades perseguir a los denominados "coyotes" y a los empleadores que generan una demanda constante de trabajadores indocumentados que cruzan el desierto en busca de trabajo.

Dijo además que el sistema judicial debe ser "lo suficientemente sólido para impedir la inmigración ilegal y para mantener a los inmigrantes indocumentados que cometen crímenes en las cárceles, pero debe también ser lo suficientemente justo para premiar el trabajo arduo y el espíritu empresarial que los inmigrantes siempre han traído consigo a Estados Unidos".

Napolitano expresó confianza en que pese a que la reforma al sistema nacional de salud absorberá en el futuro próximo toda la atención del Congreso en Washington, el Legislativo podrá también aprobar una reforma a la ley de inmigración pues senadores y representantes entienden la gravedad de la situación y la necesidad de reformas de fondo.

"Si realmente vamos a arreglar un sistema disfuncional, el Congreso tendrá que actuar", recalcó la funcionaria, quien señaló que los legisladores deben crear un base legal para "sacar de las sombras" a millones de indocumentados.