Con la goleada al Aston Villa y la derrota del Manchester, los reds se acercaron a tan sólo una unidad del liderato
Londres.- El Liverpool no dejó pasar por alto el tropiezo del Manchester United ante el Fulham el sábado y arrolló al Aston Villa (5-0) para recuperar sus expectativas en la Liga Inglesa y arrimarse al liderato que aún ostenta el equipo de Alex Ferguson, que dispone de un punto de ventaja y un partido menos.

En dos jornadas el cuadro de Rafael Benítez ha recuperado muchas de sus opciones. Entonces la distancia del United -siete puntos- parecía insalvable para los 'reds' y el resto de aspirantes. A los que se invitaba a ocuparse de otras competiciones. Dos reveses consecutivos del conjunto de Ferguson, algo que no sucedía desde hacía tres años, devolvió la emoción a la Premier.

Con esas premisas el Liverpool afrontó la visita del Aston Villa, uno de los equipos que ha volcado sus esperanzas en un puesto para la próxima Liga de Campeones. Pero en la primera parte la situación estaba clara para el conjunto de Anfield, que ya ganaba por 3-0. Dirk Kuyt, Albert Riera y Steven Gerrard, de penalti, sentenciaron el choque.

El capitán completó su 'hat trick' tras el descanso con otros dos tantos a balón parado. Uno de falta y el último de su equipo, el quinto, también de penalti.

El Liverpool recuperó el segundo puesto en detrimento del Chelsea, que cayó el sábado en el campo del Tottenham, a un punto del United, que tiene aún un partido por jugar, contra el Porsmouth.

Por su parte, el Manchester City de Robinho y con el español Javi Garrido inicialmente en el banquillo, aunque salió en la segunda parte en lugar de Vincent Kompany, sacó los tres puntos gracias al gol de Micah Richards en el minuto 55.

En el otro partido del domingo, el Wigan superó al Hull City (1-0) . Logró los tres puntos gracias a un gol de Ben Watson a cinco minutos del final.