``Necesitamos entregar partes de la tierra de Israel'', aseguró la actual ministra de Relaciones Exteriores israelí al hablar ante la Conferencia de Presidentes de Organizaciones Importantes de Estados Unidos, que agrupa a varias instituciones judías.
Jerusalen, Israel.- Tzipi Livni, quien aspira a ser designada primera ministra de Israel, dijo el lunes que hay que entregar una considerable cantidad de territorio a los palestinos a cambio de la paz, marcando una clara distinción con su rival, el líder derechista Benjamin Netanyahu.

``Necesitamos entregar partes de la tierra de Israel'', aseguró la actual ministra de Relaciones Exteriores israelí al hablar ante la Conferencia de Presidentes de Organizaciones Importantes de Estados Unidos, que agrupa a varias instituciones judías.

Con ``la tierra de Israel'', Livni usó un término que alude a fronteras de la época bíblica. Eso incluye lo que es hoy Israel, además de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Si bien Israel ocupa partes de Cisjordania, donde hay tropas y asentamientos de colonos, la Franja de Gaza está totalmente en manos de la organización Hamas y de otras agrupaciones islámicas intransigentes.

La dirigente del partido gobernante Kadima señaló que retirar a colonos y a soldados de áreas de Cisjordania será bueno para Israel, pues de esa manera podrá seguir siendo un estado judío.

Livni dijo a los dirigentes judeo-norteamericanos que Israel debe tomar la iniciativa y proponer su propio plan de paz a fin de evitar que intervengan organismos internacionales. ``No todo plan puesto sobre la mesa será en interés nuestro'', explicó.

En las elecciones parlamentarias de la semana pasada, el centrista partido Kadima obtuvo un escaño más que el derechista partido Likud, encabezado por Netanyahu, quien se opone a entregar tierras a los palestinos a cambio de la paz. Además, Netanyahu ha anunciado su decisión de ampliar los asentamientos en los territorios ocupados.

Netanyahu descartó una retirada unilateral de los territorios palestinos, señalando que la retirada de la Franja de Gaza en 2005 permitió a Hamas tomar el poder.