Arturo Zárate / El Universal
Cd. de México.- El grupo parlamentario del PRI en el Senado propuso modificar el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) para que con mil firmas cualquier ciudadano pueda presentar iniciativa de ley en el Congreso de la Unión.
Además, incorporar al mismo código las figuras del referéndum y plebiscito, para fortalecer la participación de la sociedad en las decisiones de gobierno.

La llamada "iniciativa popular" se haría efectiva con esas mil firmas, pero de personas que se encuentren en el registro del padrón electoral.

Una vez que cumpla con ese requisito, el ciudadano podrá llevar su propuesta al Senado o a la Cámara de Diputados, con el propósito de que se legisle sobre determinada materia.

La mesa directiva de la cámara correspondiente solicitaría al IFE verificar que los ciudadanos están efectivamente inscritos en el padrón.

El Congreso estaría obligado a dictaminar y votar la iniciativa durante el ejercicio de la legislatura (tres años), salvo que el texto se haya recibido en el último año; entonces, la obligación quedaría para la siguiente legislatura.

De acuerdo con la propuesta de la bancada priista, el legislativo también estaría obligado a darle una redacción jurídica y de iniciativa de ley al documento, en caso de que no la tuviera.

Si la iniciativa fuera rechazada por el Congreso, los interesados todavía tendrían la opción de pedir el referéndum sobre su propuesta.

El resultado de este mecanismo de consulta sería obligatorio para el Congreso de la Unión y el Ejecutivo Federal.

Sería el IFE el encargado de preparar y organizar el referéndum, que permitiría consultar a los ciudadanos sobre un proyecto o iniciativa.

Para que su resultado sea válido y obligatorio, tendrían que votar por lo menos el 10 % de los inscritos en el padrón (poco más de siete millones en este momento) y alcanzar una votación superior al 50 %.

El referéndum podría solicitarlo cualquier legislador y, para llevarlo a cabo, ser aprobado por la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara de Diputados.

Respecto al plebiscito, también el IFE se encargaría de su realización. La solicitud para que se haga tendría que salir de las cámaras o de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

La iniciativa priísta fue turnada a comisiones para su estudio y dictamen.